Queriendo multiplicarme

Eugenia esta enfermita, tiene gripe… creo. Tiene mucho moco, pareciera que le duele la garganta y ayer tuvo algo de fiebre… Nada grave pero suficiente como para querer estar cargada TODO el día. No estoy exagerando, no la puedo soltar porque llora. De verdad!

Andres Ignacio esta lo que en esta casa llamamos ñongo, que quiere decir consentido, mamitongo, ligeramente llorón y dramático! TODO es un drama, desde las actividades más cotidianas como despertarse, ir al baño, comer, vestirse… hasta caminar al colegio, dormir la siesta, sentarse a comer, etc…

Y yo estoy desesperada!

Más que desesperada, frustrada!

Con ganas infinitas de encontrar un suiche que me permita multiplicarme, al menos x2!

Sucede que ver a Eugenia como esta de apagada y no mostrando los dientes como normalmente se la pasa, me dan ganas de complacer todos sus deseos de acurrucarme con ella todo el día y no soltarla!

Sucede que entiendo que Andres Ignacio esta en una transición y quisiera acompañarlo y hacérselo más fácil prestándole más atención, jugando más con él…

Y sucede que no puedo hacer ninguna de las dos.

Sucede que cuando pretendo estar con Eugenia a Andres Ignacio le provoca que este con él, le quiero explicar que su hermana me necesita y para eso suelto a Eugenia, pero ella enseguida llora, Andres Ignacio ya hace rato esta llorando así que al final no los complazco a ninguno de los dos, se me encoge el corazón pero inevitablemente con tanto llanto y tanto drama también se me encoge la paciencia!!!

Y entonces me siento mal por la merengada de sentinientos que no puedo controlar!

Sucede que ha sido una semana en la que mis 2 Pirulingos parecieran necesitarme más que nunca pero paradójicamente he estado menos disponible para ambos…. Sucede que no importa cuánto intente dividirme, no se puede!

Sucede que NO SE PUEDE!

Y no hay nada que pueda hacer para lograrlo…

Sucede que entonces decido que mejor sigo con mis intentos de compartirme de la mejor manera para mantener a estos Pirulingos felices, durante el temporal.

Pero como dicen por ahí, después de la tormenta viene la calma… si eso sucede, auguro que la semana que viene será de puros días lindos de esta Primavera que ya llegó, parque, juegos y Pirulingos felices como en esta foto!

comparte

Un comentario

  1. Pingback: Kit de Supervivencia – Pirulingos enfermos | criando-ando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *