Yo tenía ganas de hacer unas buy propecia dublin buy viagra over the counter uk ‘Surprise Balls’ desde hace tiempo y resultó que el próximo día de San Valentín fue la excusa perfecta para probar.

La idea me encantaba y ahora que las hicimos me gustan aún más y seguro las haremos de nuevo.

Las ‘Surprise Balls’ son unas pelotas hechas de papel crepé en el que se van enrollando ‘sorpresitas’ en diferentes puntos mientras se hace la pelota y al final se decoran de algun motivo. Al abrirlas, esas sorpresitas van saliendo poco a poco y resulta emocionante y divertido para los niños. Son fáciles de hacer y ellos pueden participar… o las podemos hacer para precisamente ‘sorprenderlos’ con los pequeños regalitos que escondemos.

Aquí en Estados Unidos, en el día de San Valentín los niños intercambian regalitos en el colegio y esta es una linda idea para presentarlos… o para regalar a alguien especial. Las sorpresitas del relleno pueden ser tan sencillas como queramos o algunas cositas más elaboradas. Pueden ser globos, mini plastilinas, creyones, chocolates, silbatos, mini burbujas… realmente lo que se tenga a la mano.

Yo compré algunas variadas en el Dollar Store y con eso y otras cosas sueltas que habían quedado de piñatas de los Pirulingos, las rellenamos.

Surprise Balls para Valentines Day

Qué se necesita:

  • Papel Crepé de diferentes colores.
  • Tijeras.
  • Teipe.
  • Sorpresas que se elijan, pequeñitas y algunas un poco más grandes.
  • Papel o cinta para decorar.

Cómo se hacen:

  • Primero se elige la sorpresa más grande y se comienza a enrollar en papel crepé, luego de cubrirla se agrega otra y se sigue envolviendo.
  • Se corta el papel, se asegura con un poco de tape y se cambia a otro color de papel para seguir enrollando.
  • Se repite hasta que se usen las sorpresas destinadas para cada pelota y vaya tomando forma esférica.
  • Nosotros usamos entre 6 y 8 sorpresas para cada una, teníamos 4 colores de papel (rosado claro, rosado oscuro, blanco y rojo).
  • Al final se define cuál color de papel será el del exterior y se forra con cuidado estirando sutilmente el papel que tiene cierta elasticidad, cuidando la forma en que se envuelve para que quede bonita y compacta.
  • Se decora de acuerdo a la ocasión: nosotros hicimos tiras de papel en otro color y luego corazones, pero se pueden hacer caritas, rayas de colores, accesorios como lazos o solo envolver con una cinta y un lazo.

Lo mejor es cuando las entregamos y se van descubriendo las sorpresas… es como una mini piñata que se va develando poco a poco….

¡Les aseguro que a sus hijos o a los niños que se las regalen les encantarán!