Navidad en FAMILIA! -y un barco por el Caribe-

Amaneció el 23 de diciembre, toda la familia regada en diferentes casas en Miami pero todos sabiendo que a la 1:00pm teníamos un punto de encuentro.

La reunión era en el puerto de Ft Lauderdale para abordar un crucero que nos llevaría a recorrer el Mar Caribe, pero sobre todo que lograría lo que a veces parecía imposible: ponernos de acuerdo para pasar Navidades juntos… no suena tan difícil pero cuadrar la agenda vacacional de 18 personas en 4 ciudades distintas con nuevos miembros acabados de sumarse al grupo, costó una ardua planificación que se la debemos al Tío Gusy (porque en este Blog nos encanta hablar con los nombres desde el punto de vista de Los Pirulingos!). Así que luego de muchos emails, cuadre de agendas, reservaciones, más emails y confirmaciones; teníamos fecha y destino para empacar nuestra ropa de playa y uno que otro vestido elegante para la cena con el Capitán!

Para reconocernos en el puerto unas camisas azules servirian de código además del ya conocido: E-e-uuuu!

Se sentía la emoción en el ambiente, el espíritu navideño y la brisa tropical!

Nos encontramos en la cubierta, y fue un momento especial, vernos todos allí, la vista de la ciudad y del mar, la brisa, los hermanos felices de estar juntos, los primos felices de estar juntos, la expectativa por todos los ratos de diversión que nos esperaban…

Zarpamos con un atardecer memorable, tomamos fotos, brindamos con los primeros cocteles.

.

Así comenzaron nuestras vacaciones en familia, 6 días que todos recordaremos por muchas cosas, anécdotas y memorias…

  • Comunicación constante: gracias a unos walkie-talkies que nos salvaron de perdernos en los 14 pisos del barco, que nos facilitaron encontrarnos en la piscina y nos ayudaron a organizar el grupo de 18. Para no confundirnos adoptamos nombres clave que solo nosotros podríamos reconocer… Con códigos indescifrables para despistar los entrometidos…  
  • Papá Oso – Piraña / Mamá Osa

  • VJ / Pichulina

  • Pochonguito/ Pochonguita

  • Looney Tunes / Mayte / Nemo / Samurai

  • Shígolo 1 / Shígolo 2

  • Tritón / Salamandra

  • Mamá Gallina / Papá Gallo / Los Pollitos [El Corral]

  • Intercambio de Regalos: el 25 de diciembre sí se sintió todo el espíritu navideño y luego de la noche del Capitán, todos bien vestidos luciendo nuestras mejores galas, encontramos un salón vacío e hicimos un excelente intercambio de regalos… El intercambio fue a ciegas y con posibilidad de robar regalos… hubo unos mejores que otros… más allá de los regalos la velada estuvo llena de risas y resultó inolvidable.

 

  • Buena alimentación: muy preocupados por el balance nutricional, siempre cargábamos una variedad de sánduches con nosotros… los hubo de baguette, de pan cuadrado, con diferentes rellenos, eso sí, siempre a la mano…

  

  • Desayuno Redondo: El primer dia la descubrimos y luego no la pelamos para todos los desayunos… la mesa redonda que nos daba cabida a todos. Los 18 entrábamos, apretaditos pero completos… Además servia perfectamente de punto de encuentro en las mañanas…

 

  • 2 mesas intercambiables: Porque en la cena de las noches, la de las 8:30pm en el comedor, bien vestidos y peinados, no entrábamos en una mesa sino en 2, pero para no perdernos temas de conversación terminamos intercambiándonos cada noche para poder estar todos con todos. Igual, las conversas siempre fueron largas, variados y polémicas, eso era inevitable…
  • Lo bueno se hace esperar: fuimos los últimos en abordar en Haiti y camino al barco mientras tocaban las gran corneta tomamos una foto memorable, estilo Joshua Tree, como diría el Tío Gusy! Me gusta tanto la foto que me hubiese gustado que la tomara otro para yo salir…

.

  • Falta de planificación?: o simplemente éramos muchos y no hacían falta tantas actividades “dirigidas”, sino estar juntos en la pisicna, la playa, la cena o el golfito… De todas maneras para la última parada “los jóvenes” [Jankiel, Diana y Claudia], se despertaron más temprano y bajaron a la playa sin el resto, para poder hacer muchas actividades que habían reservado con tiempo… Los demás no aprendimos la lección y tuvimos que perder tiempo de playa reservando una que otra actividad, que al final estuvo tan buena que se olvidó el tiempo perdido… 
  • La RULETA! Todos los que jugaron en el casino llegaron queriendo jugar Black Jack o Poker y terminaron ganando en La Ruleta gracias a los buenos consejos de Jero, que de repente se perdía para ir al baño y todos sabíamos que estaba jugando su número 20 en una rondita casual a mitad de la tarde!
  • Unas buenas, otras no tan buenas: En cada isla que bajamos del barco decidimos simplemente ir a la playa. Nos tocaron playas buenas con gente amable (Gran Cayman) y playas regulares con gente hostil (Jamaica). Igual la fiesta la llevábamos nosotros… y los sanduches siempre listos… y la minivan que nos llevaba a veces hasta con micrófono para cantar “conga, conga, me gusta la melonga!”.

  • Nota mental para el próximo crucero: Revisar, si todavia hay niños en pañales, que haya piscina para que se puedan bañar… Al final no hubo drama porque hubo mucha playa y juegos y brazos y carreras y chorritosy hasta un centro de actividades que Santiago lo llamaba colegio, todavía no sabemos si lo de Colegio era bueno o malo…

  • Punto de encuentro: Entre todas las atracciones del barco, nada como encontrarnos en el Promenade cafe a comer sanduches (de pan de verdad), pizza, galletas y helado… Y uno que otro globo en forma de espada para Andres Ignacio y Santiago…
  • Cumpleañeros: fueron solo 6 días y celebramos 2 cumpleaños [Tia Linu y el Samurai] . Ya les dije, fueron días de celebraciones y acontecimientos.

  • Miniatura: En una familia de golfistas, en la que “los grandes” han jugado desde siempre… vino el más chiquito -Jankiel- a ganarles en Golfito. Acompañado de la nueva generación que hizo má s tierna la partida.

.

  • Muchos más momentos memorables: porque todo el tiempo estuvimos felices de estar juntos, de compartir, de conversar, de ver a los primos jugar, de comer rico, de tomar sol, de ir a la playa, de escaparnos del frío. Fueron 6 días felices! inolvidables! y esperemos solo el primero de muchos viajes por venir…

Los extraño! 

Publicado el 6 de febrero de 2012

comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *