La empatía como método de disciplina

empatía y disciplina | criandoando.com

 

Dicen que las mamás son sabias y si que es cierto que la maternidad viene con una dosis de sabiduría que los hijos son siempre capaces de reconocer.

Yo siempre he pensado en los consejos de mi mamá, esas cápsulas de conocimiento, siempre perfectas y oportunas que me ha dado toda la vida e inevitablemente pienso en mí ahora que soy mamá porque no me siento sabia pero de vez en cuando me reconozco dando a mis hijos valiosos consejos, que vienen del corazón y eso los hace más importantes.

Y hay uno que se repite. Uno que no es mío sino de la sabiduría popular pero que yo lo aplico a la maternidad y es altamente efectivo:

“No le hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a tí”
Se los les repito a mis hijos muchas veces y es super poderoso, es la empatía como método de disciplina.

Cuando hacen algo que no deben, cuando les gana el arrebato, cuando se portan mal con un amigo porque agarró algo que ellos querían, cuando pelean entre juegos, cuando entre hermanos se fastidian y se dicen cosas feas, cuando me responden mal…

En todos esos y muchos otros casos les repito la misma frase. “Te gustaría que te hicieran eso que estas haciendo?” y de esa manera los pongo en el lugar del receptor de sus acciones y ellos la mayoría de las veces saben reconocer que no está bien, pero además entienden que ponerse en los zapatos del otro significa a veces incluso entender las intenciones de los demás de porqué hacen o no una determinada acción.

Yo comencé usándolo conmigo, cada vez que mis hijos me respondían mal (casi siempre porque les negaba algo que ellos querían) les decía que no me lo dijeran así, que yo siempre les hablo bien a ellos y que no les gustaría que yo los tratara de esa manera como ellos lo estaban haciendo conmigo. Enseguida sus rostros cambiaban y yo podía ver que algo hacía click en sus cabecitas, que hacía sentido y los ayudaba a ponerse en situación…. A continuación podían seguir reclamando mi negación pero con otra actitud.

Luego lo comencé a utilizar en las peleas entre ellos. Alguno de los dos reclamaba que el otro le hizo algo y ahi entraba de nuevo la lección “te gustaría…” y de verdad aunque no es magia, es lógico y ellos logran ubicarse y eso les regala la posibilidad de cambiar la actitud ante el problema.

Finamlemte pasé a usarlo en situaciones en las que se comportaban distinto en diferentes entornos. Un día regresando de la reunión con las maestras en el colegio Eugenia montó un gran berrinche relacionado a lo que íbamos a comer… entonces le pregunté si ella se portaba así en el colegio y se dio cuenta que no mientras movía su cabeza negando mi afirmación. “Entonces por qué si lo haces conmigo?” le pregunté. Y aunque no respondió, entendió y de nuevo, cambió su actitud.

Se los cuento porque lo uso siempre y de verdad es super poderoso, es un cambio de perspectiva, ponerse en la situación del otro y desde allí ver lo que hacen y cómo lo hacen y decidir cambiar la actitud porque se dan cuenta que no les gustaría ser los receptores de esas malas maneras que a veces demuestran por impulso. Hacerlo y repetir hasta el cansancio “no le hagan a los demás lo que no les gusta que les hagan a ustedes” es una oportunidad de criar y establecer límites al mismo tiempo que enseñamos que lo que siente el otro importa, que nuestras acciones tienen consecuencias más allá de nosotros mismos y que cuidar a quienes tratamos y queremos es importante.

Por eso espero que algún día cuando le pregunten a mis hijos qué recuerdan qué les enseñó su mamá, sepan reconocer esta frase y la lleven con ellos toda la vida!

empatía y disciplina | criandoando.com

comparte

Educando Paladares: Fondue de Chocolate para San Valentín

fondue de chocolate | criandoando.com

Por: Claudia Graterol

San Valentín a la vuelta de la esquina y en casa los niños están super emocionados, a medida que se aproxima la fecha y que hablan más del tema en el colegio ellos van contagiándose de la emoción de intercambiar tarjetas y celebrar el amor y la amistad.

Mi hija pensó que sería una buenísima idea comer fresas bañadas en chocolate para San Valentín. Entonces a mi se me ocurrió que sería una idea aún mejor hacer un fondue de chocolate y así bañar muchas de nuestras frutas favoritas en chocolate. Además que como les he dicho antes, nos encantan las actividades con “diping” así que además de una cena romántica, San Valentín también puede ser una actividad familiar muy divertida. Finalmente no amor más grande que el que se encuentra en la familia.

Y para rematar decidimos hacerle honor a la fecha y poner la mesa bonita llena de rojo, corazones, y flores para ambientar la fiesta.

fondue de chocolate | criandoando.com

fondue de chocolate | criandoando.com

fondue de chocolate | criandoando.com

Ingredientes:

  • Chocolate para derretir, 400 grs.
  • Crema para batir, 1 taza.
  • Café.

Preparación:

Se derrite el chocolate en baño de María, yo utilice mitad de chocolate de leche con azúcar y mitad chocolate oscuro sin azúcar, para llegar a un punto medio entre los gustos de la casa. Una vez derretido se añade el café, un chorrito o un poquito más y luego la crema de leche. Hay recetas que utilizan azúcar, a mi no me pareció necesario.

Una vez la mezcla esta lista y tiene una consistencia brillosa y suave se traslada al envase de fondue que es de cerámica para poner en la mesa.

Aparte se preparan los ingredientes que se van a bañar en chocolate. Esta fue nuestra selección:

  • Fresas
  • Banana
  • Manzana
  • Pretzels
  • Galletas maria
  • Torta
  • Lluvia de mani

fondue de chocolate | criandoando.com

fondue de chocolate | criandoando.com

fondue de chocolate | criandoando.com

fondue de chocolate | criandoando.com

De allí en adelante cada quien lo hace a su gusto y elige su propia creación. Las combinaciones son infinitas y la diversión garantizada. Las que más gustaron en casa fueron: la torta, los pretzels y la banana con chocolate y lluvia de maní.

fondue de chocolate | criandoando.com

fondue de chocolate | criandoando.com

fondue de chocolate | criandoando.com

No hubo quien se resistiera a los encantos del chocolate, nuestra versión estaba cargada de café y nos gustó mucho.

Es un plan muy fácil, así que tienen tiempo de buscar todos los ingredientes y preparar una noche especial en familia.

Espero que pasen un bello día de San Valentín, que sus mesas estén llenas de dulces momentos y muchas risas.

comparte

Tarjetas y un tablero de mensajes para San Valentín

Por: Vanessa da Mata

¡Hola! Qué gusto me da regresar al blog con unas ideas super lindas para hacer con los peques para este San Valentin. Como algunos de ustedes saben me encantan las manualidades y no puedo ver una oportunidad mal parada para inventar y hacer algo divertido con las niñas. Es por eso que me pareció perfecto organizar para Emma una tarde llena de manualidades y juegos dedicados a celebrar el amor y la amistad.

Inicialmente dispuse todos los materiales en una mesa para que pudiéramos tenerlos a la mano y esto siempre para mi es super importante ya que Emma muchas veces tiende a distraerse con todo a su alrededor y teniéndolo todo listo podemos pasar de una actividad a otra manteniéndola enfocada e interesada.

Así es que comenzamos decorando algunas cartas con pequeños corazones dorados. Luego llenamos bolsas con bombones para regalar y como a Emma le encantan los sellos, pensé que sería súper divertido hacer unas letras con papas, mojarlas en pintura roja y que ella compusiera nuestros nombres -Mama, Papa, Emma y Oli. En el cole está aprendiendo a escribir su nombre y a reconocer las letras que lo conforman, así que esta actividad nos sirvió también para reforzar sus conocimientos.

Finalmente todas estas actividades previas serian con la finalidad de realizar una pizarra donde cada uno tendría su espacio para recibir diariamente notas de amor y desde que la colocamos así ha sido. En estas notas me gusta mucho colocar cosas relacionadas con nuestro día a día, como por ejemplo: “te quiero porque hoy fuiste muy colaboradora y me ayudaste con tu hermana” o “te quiero porque siempre eres autentica”. Me parece super positivo recordarle a nuestros hijos los valiosos que son y recalcar esas cosas positiva que cada uno tiene, para que de esa manera se sientan importantes, valiosos y queridos.

Es por eso queridos amigos… ¡Que viva el amor!

Nos vemos pronto,

Vanessa @vanedamata

comparte

Miami: Pérez Art Museum

En pleno mes de enero nos fuimos de vacaciones… apenas 2 semanas después del break de Navidad, hicimos nuestras maletas y nos fuimos a Miami. Fue un viaje para estar con la familia que a veces es difícil estar, para que Andres estuviera con sus dos hermanos. Son las cosas que tiene vivir lejos que hay que adaptarse a las agendas y hacer el esfuerzo para verse.

Pero aprovechamos de pasear, disfrutar unos días de clima fresco y visitar muchos amigos.

Uno de los planes que tenia super pendiente era ir Museo de Arte Contemporáneo Pérez Art Museum Miami. Me lo habían recomendado varias veces, había visto fotos y tenía expectativas bien altas… Y en persona se superaron con creces. Es un lugar precioso, nada más el edificio y la arquitectura tiene mucho encanto: mucho concreto, mucho verde, unos helechos que guindan del techo y unos corredores externos con vista al mar y muchas palmeras… un aire tropical que no se lo quita nadie.

Luego adentro exhibiciones llamativas, cinetismo, colores, luces, reflejos y muchas obras para tocar, jurungar y experimentar para los niños que lo hicieron además super divertido. Un penetrable de espejos, salones en los que sí se podía tocar el arte y otros en los que aunque no se podía, las formas y colores iban dejando impactados a los Pirulingos.

Ya lo saben porque se los he contado antes que ir a museos con niños más que un dolor de cabeza puede ser una experiencia súper enriquecedora, solo hay que ajustar las expectativas y contagiarles el gusto por las cosas bonitas y por la creatividad para que vayan formando un criterio artístico que se nutra en el tiempo.

Es además un museo pequeño, íntimo, que hace la visita sea fácil y luego tiene mucho qué ofrecer en las afueras: al salir una tienda con una selección perfecta de cosas bonitas, una terraza de columpios, un café con vistas preciosas, butacas para ver al mar, un jardín de esculturas y una caminería entre palmeras que conecta con otros complejos de la ciudad como el American Airlines Arena o el Bayside Mall.

Y para terminar un penetrable de Soto con el que los venezolanos nos identificamos y sentimos orgullosos y que además es un backdrop perfecto para fotos y algunas carreras atravesándolo por parte de los chiquitos: hasta Cristobal los disfrutó muerto de risa gateando entre sus tubos flexibles.

Es un plan delicioso y completo.

Educativo y divertido.

Inspirador y relajado.

Qué más se puede pedir?

comparte

Cuestión de expectativa

Hace casi 2 semanas escribí un post sobre querer organizarme mejor justo después de otro post en el que les hacía una encuesta para entender mejor qué publicar en este espacio basado en lo que ustedes, queridos lectores, prefieren encontrar aquí.

La respuesta a la encuesta fue mucho mayor y mejor a lo que esperaba. No solo por la cantidad de gente que la respondió sino por los comentarios, sugerencias, palabras de cariño y hasta de agradecimiento por las palabras que aquí encuentran… Pasé varios días leyendo respuestas y digiriendo sus palabras, tratando de organizarlas, con miles de ideas para posts, con ganas de arrancar a mil por hora y con la cabeza pensando hasta en mis sueños en ideas y nuevos proyectos.

LEER MÁS

comparte