Carta a mi hijo que se fue 2 semanas de campamento

Ashio en el campamento La Llanada

 

Querido Ashio, mi chiquitín, cómo estás?

Me siento a escribirte con una mezcla de sentimientos en mi pecho. Estoy feliz de ver todo lo que estas haciendo, de ver cómo sonríes en cada actividad y de reconocer tus expresiones de emoción en cada foto. Quiero que sepas que el momento en que recibimos las fotos es nuestro rato favorito del día. Las vemos, las analizamos intentando descifrar qué sucedía, lo que pensabas o sentías en ese momento… Son una ventana a ese mundo que vives sin nosotros, a esa independencia que tu descubres y nosotros aprendemos a transitar.

Te extraño muchísimo. Tu presencia, tu alegría, tus gritos y tus chistes hacen falta horrores en esta casa. Cristobal te llama todos los días, no ha dejado de repetir “ashio, ashio” con su voz dulce tratando de encontrarte, no se olvida de tí porque seguro extraña tus juegos y los abrazos apretados que le das. Eugenia fantasea con tus aventuras en el camp y se pasea por la idea de irse contigo el año que viene pero te confieso que este tiempo sin ti le ha regalado una ventana a un mundo de más atención y consentimientos que también esta disfrutando. Pero a pesar de disfrutarlo quiere que regreses pronto y el otro día entre risas y llanto me dijo que le hacías mucha falta para defenderla de los juegos de Papi…

Tu papá se muere por tener una pelea épica contigo, los dos te añoramos en las mañanas esperando que llegues tempranito a despertarnos… Todos hemos dormido más estos días que no estas de reloj despertador. Yo me muero por abrazarte durísimo, darte mil besos, acurrucarme eternamente contigo mientras me cuentas cada cosa que hiciste, cada amigo nuevo, cada actividad, cada chiste, cada canción.

Más que estar contigo quisiera verte… teletransportarme y poder ver cómo estás, verte sin que me veas para no romper la magia de tu independencia… ver cómo te desenvuelves en las mañanas vistiéndote y arreglándote solo, ver cómo afrontas cada actividad, cómo superas miedos, cómo lidias con la frustración, cómo resuelves cuando no te gusta la comida del día, cómo haces y consolidas nuevas amistades, cómo te relacionas con los campistas mayores, cómo aportas a tu equipo…

Lo pienso y me emociono porque sé que estas bien, porque presiento que esta experiencia te hará crecer la mente y el corazón. Me acuerdo los días que yo pasé en campamentos como La Llanada y esa sensación que acompaña esos recuerdos luego de tantos años me reafirma que haberte enviado es un regalo.

Es la primera vez que nos separamos tanto tiempo pero sin duda no será la última y creo que para la primera vez elegimos bien un ambiente tan cuidado y tan especial como La Llanada, lleno de actividades retadoras pero también repleto de tus raíces venezolanas, de español, de la comida que te gusta y mucha, mucha naturaleza, aire libre e infancia plena: tiempo solo para jugar, divertirse y sonreír.

Ayer recibimos tu carta y brincábamos de la emoción, decías poco pero sabía a mucho. En pocas frases me dijiste que estas encantado con los caballos, que tienes amigos nuevos, que estas haciendo todo por ayudar a tu equipo, que extrañas a Eui, que te sientes a gusto con tu cabaña, con tus guías y que te han reconocido en alguna actividad y sobre todo que aun con mil errores ortográficos, puedes escribir en español!

Falta menos para vernos y yo estoy acumulando besos y abrazos para dártelos todos de sopetón, espero que no me apartes y que sepas que estaré preguntando casi tanto como tú cuando quieres saber y entender algo, para que me cuentes todo lo lindo que hiciste estas 2 semanas.

Te extraño tanto porque te quiero tanto… a veces hasta extrañar hace falta en las relaciones más significativas, y mi relación contigo es de la más importantes y profundas en mi vida.

Ya nos vamos a ver y los días que no estuvimos juntos harán mucho más feliz ese encuentro.

Te Amo

Mami

Pd: Para quienes quieran saber Ashio tiene 7 años y medio y se fue por 2 semanas al Camp La Llanada Texas, un campamento en español que queda cerca de Dallas. En su página web (aquí) pueden revisar toda la información e incluso inscribirse para las próximas temporadas este verano.

Ashio en el campamento La Llanada

 

comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *