Monthly Archives: Junio 2016

Cristobal se volteó y sus hermanos no entendían mi emoción

cristobal se volteo

Ayer Cristóbal se volteó por primera vez.

Estaba en su cuna viendo hacia arriba su móvil de aviones, jugando y comiéndose un juguete de oruga de esos que hacen ruidos al estrujarlos. Yo me movía de un lado al otro cerca de él acomodando el clóset, doblando ropa y poniendo cosas en orden… De repente al voltearme a verlo estaba boca abajo y con sus dos manos impulsándose hacia arriba, con su cabecita muy erguida buscándome.

Yo me emocioné mucho. Hacía días que se le veían las ganas de querer voltearse. Lo máximo que hacía era quedar de panza con su mano atrapada bajo su cuerpo sin poder hacer el último esfuerzo de levantar un poco su torso para sacarla… entonces comenzaba a llorar.

Pero no ayer, ayer pudo, su cuerpecito logró ese movimiento imposible de levantarse, sacar el brazo, posicionarlo y quedar en una posición de plancha con la que él mismo se emocionó a juzgar por su gran sonrisa.

Yo enseguida busqué el teléfono, lo puse en video y comencé a tratar de grabar la hazaña… cuando finalmente la hizo de nuevo en mi presencia comencé a aplaudir y felicitarlo y allí llamé la atención de sus hermanos mayores que estaban en el cuarto de al lado viendo televisión.

Llegaron corriendo atraídos por mis aplausos y mi voz claramente emocionada a preguntarme qué había pasado. Les dije que Cristobal se había volteado y se quedaron callados, procesando y sin entender.

Qué había de emocionante en que se hubiese volteado, cuál era mi alharaca por algo tan simple?

LEER MÁS

comparte

Mis hijos y la televisión: qué ven y cómo puedo controlarlo

IMG_6381

Esta entrada fue escrita en colaboración con Xfinity® pero todas las opiniones son propias y están basadas en mi experiencia.


Hay un día en nuestra vida como padres que merece ser recordado. Un día que marcará un antes y un después, un día que aliviará una carga y nos permitirá ver la luz al final del túnel: es el día en que nuestros hijos se despiertan y no nos buscan, simplemente no nos necesitan.

Es decir, llega la mañana del sábado, todos se acostaron más tarde de lo normal, puede que viendo una película o simplemente jugando y uno se va a la cama también más tarde con la esperanza de que haberlos dejado un poco más despiertos nos regale algunos minutos de sueño en la mañana, que no se despierten tan temprano, al fin y al cabo los días de colegio cuesta un mundo que se levanten… Pero nunca es así, sus pequeños cuerpos y sus mentecitas saben que es fin de semana, que no hay colegio y sin importar la hora en la que hayan conciliado el sueño, se despiertan tempranito y además con mucha energía… cuando llegan a mi cama a despertarme yo casi no puedo ni abrir los ojos.

Hasta ese día maravilloso, esa mañana providencial en la que se despiertan y no van a despertarte a tí, no te necesitan, no les hace falta tu beso de buenos días y alguna fruta en el mostrador o un yogurt en la nevera les ayuda a aguantar el hambre por unas horas. En el silencio de la casa encuentran entretenimiento, generalmente en la televisión que además ya saben poner en sus canales favoritos.

Es el primer día de la independencia de tus hijos, y es uno para celebrar.

LEER MÁS

comparte

Educando Paladares: desayuno especial para papá

IMG_3511

Por: Claudia Graterol

Este domingo se celebra el Día del Padre y se me ocurrió preparar una sorpresa muy sabrosa para el padre de esta casa.

Puede ser que pensemos que estos días están cargados de mensajes comerciales, pero la verdad me pareció la ocasión perfecta para enseñar la importancia de los detalles y de hacer las cosas con cariño para otros.

Así que le conté a mis hijos la idea que tenia, que ellos preparan el desayuno de papi. Pensamos en un menú sencillo que ellos pudieran ejecutar al 80% por lo menos, con la menor cantidad de ayuda de un adulto. Por supuesto la emoción se hizo sentir al instante, mi hija salió corriendo a vestirse de chef. Hubo muchos brincos y muecas pero también mucho cariño, dedicación y concentración que dio como resultado un platillo mejor que el que tratamos de imitar.

LEER MÁS

comparte

Con ganas de hacer de este verano, uno inolvidable

IMG_5884

Llega el verano y todo cambia: se acaban las clases, se alargan los días, se extienden las horas de sol en el cielo y entran ganas de hacer cosas. Entran ganas de salir, de explorar, de descubrir… Entrar ganas de disfrutar del sol, de un helado o de la brisa que refresca al final de la tarde.

Aunque a veces también provoca bajar el ritmo y disfrutar de un día entero en pijama, la falta de responsabilidades y la posibilidad de hacer mucho sin hacer nada, sobre todo con un chiquitín en casa.

IMG_5864

IMG_5875

IMG_5866

Este verano me agarró reflexionando la suerte que tengo de poder pasarlo y disfrutarlo con mis hijos. Que si, que el caos reina, que me canso el triple, que no tengo ayuda y tengo 3 niños que cuidar, alimentar y “entretener”… que faltan horarios y rutinas, que se van a dormir tarde, que los juguetes vuelan  y no siempre quedan ganas al final del día de recoger. Pero estamos juntos, tengo el placer y el privilegio de disfrutar este tiempo con ellos, de inventar cosas, de realmente compartir y absorber las horas que estamos juntos.

LEER MÁS

comparte

Cuando todo lo demás falle, ¡ponte a bailar!

image1

Esta semana ha sido muy dura, dificil, larga y cansona. Por muchas razones: los Pirulingos están en la casa, son 3 contra mí y me toca reacostumbrarme a esta rutina sin rutina, a la cocinadera, limpiadera y recogedera. No es que cuando estén en el colegio no haga esas cosas, pero tengo el tiempo en que ellos están fuera de la casa para organizarme. Además Cristobal crece e inevitablemente demanda más y duerme menos y sencillamente la productividad y los mil pendientes cuestan cuando además tengo que ser summer camp de 3 niños.

Como cereza sobre el pastel, el lunes empecé dieta. Lo hice con mucha ilusión y lo he mantenido pero requiere mayor y mejor planificación de las comidas y meriendas y cierto mal humor de principio de régimen que no se puede evitar.

LEER MÁS

comparte