Criar hijos venezolanos

IMG_3264

Estoy sentada en mi cama y mis hijos a mi lado ven Televisión. Celular en mano me dispongo a revisar Twitter, Facebook, Instagram para enterarme de los últimos acontecimientos en Venezuela. Andres Ignacio, mi hijo mayor de 5 años, se asoma a la pantalla de mi móvil y ve una foto de la bandera que de sobra reconoce y en seguida me dice, “Venezuela! Mami, a mi me encanta Venezuela!”

Mis 2 hijos nacieron en Estados Unidos. Yo salí de mi país embarazada de 6 meses porque una oportunidad de trabajo de mi esposo nos cambió el rumbo, y con mi panza y todas mis hormonas, en el momento en el que menos quería alejarme de mis seres queridos, crecimos como familia lejos de nuestra tierra.

Dentro de pocos meses cumplimos 6 años de vivir lejos de nuestra familia, de nuestra comida, de nuestro idioma, de nuestras playas, de muchos amigos… Es tanto lo que tenemos en Venezuela que siempre nos sentimos cerca… y así hemos querido siempre hacer sentir a los Pirulingos.

No sólo hemos viajado con ellos tanto como hemos podido, les hablamos constantemente de nuestro país para que también sea suyo, les enseñamos fotos de nuestra vida allá, cantamos las canciones de nuestra infancia y les recordamos eternamente los afectos tan importantes que hacen esa tierra la principal en nuestros corazones.

Comemos arepas, cachapas, tequeños, empanadas, hallacas y esos sabores no son en absoluto extraordinarios para ellos, al contrario, resulta la comida que piden en ocasiones especiales, la que les provoca un día de lluvia o cuando quieren que los consintamos.

Celebramos las fiestas venezolanas o al menos conversamos sobre ellas: cantamos villancicos y aguinaldos en navidad, reutilizamos disfraces de Halloween en carnavales y lo compartimos a distancia con los primos que están en Venezuela, porque nada como experiencias conjuntas para afianzar memorias y relaciones importantes.

En nuestra casa hablamos en español, no sólo porque queremos aprovechar la oportunidad de que crezcan bilingües, realmente eso es un beneficio secundario a que sencillamente el español es el idioma del amor en esta casa… las cosas lindas, las palabras tiernas, las frases amorosas no podrían pronunciarse en otro idioma… Además que no podría soportar que al visitar Venezuela ellos no pudieran comunicarse fluidamente con sus primos, abuelos o tíos.

Tratamos de mantenernos cerca, pendientes, atentos. La tecnología está de nuestro lado y el corazón late en dirección a nuestra tierra…

Estar lejos de Venezuela supone muchos retos emocionales, uno de los más importantes es presentarles ese pedazo de la tierra a nuestros hijos para que lo abracen como propio, para que lo sientan y quieran como si allí hubiesen nacido, para que deseen siempre volver y los recuerdos de los días que allí transcurran sean especiales y guarden un lugar de honor en sus memorias y en sus corazones…

Estar lejos de Venezuela supone muchos retos emocionales, supone criar hijos venezolanos a pesar de vivir a 3.600 kilómetros de distancia.

comparte

38 comentarios

  1. Jaime Valero

    Excelentes palabras yo soy venezolano junto a mi esposa y mi hijo vamos llegando a E.E.U.U. no fue facil tomar esta via pero aqui estamos con el reto de criar a nuestro hijo asi queriendo su tierra queriendo esa Venezuela bella en la que crecimos nosotros y de la que tuvimos q escapar con dolor, lagrimas y deseando en un futuro poder regresar para que el la conozca y la sienta…

    Responder
    1. Magui

      Hola, desde que entré a este espacio, no he dejado de llorar. Cuanto lamento que se hayan ido. Soy una madre y abuela, a quien su único hijo y sus nietos (2) tuvieron que dejar el país. Me siento extremadamente triste por mí país, mi hijo, mis nietos y todos ustedes que han tenido que abandonar a Venezuela, más que abandonar….la palabra sería huir forzosamente……. Reciban todos mi bendición, Magui..

      Responder
  2. Maria Alexandra Millan

    Hola Carlota!

    Excelente tu idea de plasmar tus experiencia, yo también soy venezolana, con dos niñas, me identifico contigo, porque salí de Venezuela hace dos años, también trabajo y estudio, no hicieron salir, mis niñas de 7 y 2 años cuando salimos, recuerdan mucho a Venezuela, y para mí también es súper importante criarlas para que sigan conservando el amor por nuestra querida Venezuela. Un abrazo, y te felicito por criar venezolanos fuera de Venezuela, es muy importante, es una forma de mantener vivo ese país tan hermoso, que hoy día pasa momentos muy difíciles!!

    Responder
    1. criandoando Post author

      Gracias Alexandra! Es una situación dificil que nos toco como generación pero el amor al país no lo disuelve nadie!

      Responder
  3. ISBELIA BRICENO

    HOLA CARLOTA! ME GUSTO MUCHO TU RELATO !! ES MAS, SE ME HIZO UN NUDO EN LA
    GARGANTA Y SE ME AGUARON LOS OJOS. SE POR LO QUE ESTAN PASANDO TANTOS JOVENES VENEZOLANOS QUE HAN TENIDO QUE DEJAR SU TIERRA PARA BUSCAR UN FUTURO MEJOR. ME DA TRISTEZA PORQUE LOS QUE NOS TENEMOS QUE QUEDAR AQUI
    YA SEA POR NUESTRA EDAD (YO TENGO 66 ANOS Y MI ESPOSO 69) NOS ESTAMOS QUEDANDO SOLOS, SIN FAMILIA!! TENGO UNA HIJA EN ESPANA Y UNA HERMANA EN HOUSTON , SOBRINAS Y CONOCIDOS…….PERO EN FIN!!! LES DESEO LO MEJOR A TODOS LOS QUE HAN TOMADO ESA DIFICIL DESICION!!

    Responder
    1. criandoando Post author

      Isbelia gracias por tus palabras, es una situación muy dificil pero debemos tener esperanza que pasara! Un abrazo

      Responder
  4. Luisa Perez DePedrique

    Tenemos mas de 30 años viviendo en en exterior. Aquí nació nuestro hijo pequeño y la mayoría de nuestros nietos. Pero el amor, el apego y la nostalgia que se siente por la tierra que nos vio nacer siempre estará en nuestro corazón.

    Responder
  5. Johanna Parra

    Hola Carlota!! que lindas palabras es inevitable leerlas y no tener lagrimas de nostalgia. Me siento tan identificada con tu blog refleja la vida de una madre Venezolana criando fuera de nuestra tierra. Gracias por con cada palabra , por cada idea, por cada anectoda que compartes.

    Responder
  6. Enilde Rojas

    Muy hermosas palabras Toty .Tus hijos amaran Venezuela porque tu se los habras inculcado.Los niños son lo que sus padres hacen de ellos..Muy importante para los niños conocer plenamente sus raices es la forma de que nunca se sientan solos porque siempre habra una familia detras que les dara seguridad y sobretodo mucho amor..Muy gratificantes tus opiniones.Abrazos!!

    Responder
  7. Leidy candela

    leer esto me pone el corazon mas sensible que nunca, ya a una semana de cumplir un año fuera de mi VENEZUELA con el fin de darle a mis hijos de 4 años y 1 año el futuro que quise darle donde nacieron Pto Ordaz no se pudo fue una partida entre dias de mucha tension donde aun mis hijo mayor lo recuerda y cada vez que ora en las noches y en la mañana a darle gracias a Dios por un dia mas pide que Venezuela por que la amo mami y le digo si papi la amamos y Dios no la va a regresar ya veras, ayer en la primera reunion de padres nos enteramos de otro compañero venezolano y lo abrazo y debemos seguir cultibando ese amor por nuestro pais cada dia para que logremos que salga de tan oscuro momento.

    Responder
  8. Andrea

    Me encanto tu pagina me siento super identificada con tu historia , solo multiplicalo x 2 en mi caso , llevo fuera más de 12 años y la barrera del idioma no es un problema ya que vivimos en tenerife y la verdad que muchas cosas son iguales aqui, lo que más lamento es no poder ver crecer a mis 2 hiijos en venezuela y me gustaria mostrales la venezuela que yo conoci justo ayer en una cadena de televison española venezuela fue protagonista de programa que se titula “En tierra hostil” y como todas las noches antes de dormir los nenes me acopañaban a ver la tele pero senti tanta tristesa de que mi hijo de 7 años lo viera que tuve que quitarlo . No si antes ponerlo a grabar para verlo luego que se durmieran quien lo iba pensar sentir pena de mi propio pais que ha pasado ??????? pero bueno ya esta muy largo esta historia .Te felicito por tu pagina muy fresca y genial para las madres poder desahogarnos un poco que sepas que no estas sola somos muchas madres como tu criando hijos venezolanos a miles de kilometros .
    Un Saludo .

    Responder
    1. criandoando Post author

      Gracias Andrea, qué tristeza lo que cuentas… Ojalá cuando crezcan puedan volver y reencontrarse con esa Venezuela maravillosa!
      Un abrazo y gracias por tus palabras!

      Responder
  9. Leny

    Hola! me encanto leer tu historia porque me identifico contigo. LLevo 10 anos viviendo en Miami, mis dos hijitas nacieron aqui, una es aun muy pequena pero le coloco canciones tipicas de nuestra infancia y las baila =) . La mas grande de 4 anitos ..a veces me dice que no le gusta alguna de las canciones que canto (musica llanera o tambien canciones infantiles) , pero cuando le explico que son las canciones de mi pais, que me las cantaba mi mama o que simplemente me gustan porque me recuerda a Venezuela, ella me dice que tambien le gustan jajajaja!, solo por complacerme. .Tambien hablo en espanol con ellas, me case con un colombiano, por lo cual seria ilogico que les hablaramos en ingles, solo que no tendran mi acento porque el de mi esposo es mas fuerte, jeje! No dejare de hablarle de Venezuela, darles sus arepitas, tequenos , galleticas Maria con chocolate……ay inevitable ponerme a llorar mientras escribo =( …. muy triste todo esto. .En algunas ocasiones mi hija me pregunta que si extrano a mis papas? , y me dice que tomemos un avion y vayamos =( . Que mas quisiera, mejor dicho “quisieramos”….porque somos muchos. Sigamos orando por Venezuela <3 Muchas bendiciones para TODOS

    Responder
    1. criandoando Post author

      Hola Leny, estas palabras resuenan en michas familias porque a los venezolanos nos toco vivir este periodo de emigración. Gracias por tus palabras y un abrazo!

      Responder
  10. Ana Marzoli

    Hola bella. Tu historia es tan igual a la nuestra!!!. Nosotros cumplimos hoy 23 de marzo quince años de haber dejado nuestra patria, Roma, la patria de mi padre, nos ha brindado lo mejor que ha podido. Tenemos dos hijas nacidas aquí, pero aman a Venezuela más a que a su patria. El sueño de ellas es poder vivir, estudiar y estar cerca de la familia. Igual que uds. hablamos siempre en español, comemos venezolano a menudo y llevamos muy por alto el nombre y el orgullo de ser Venezolanas.
    Leyendo tu historia salieron lágrimas de nostalgia de mis ojos, es casi como verme reflejada en un espejo, nos une el amor por la hermosa patria que dejamos atrás hace algunos años y que esperamos y deseamos volver a ver recuperada y renovada.
    Dios los bendiga, mi querida Carlota.

    Responder
    1. criandoando Post author

      Gracias Ana por tus palabras y bendiciones. Todos deseamos ver recuperada nuestra veneziela! ojalá así sea y nuestros hijos la disfruten en uno años. Yo hablo italiano y tengo debilidad por italia!!! Un abrazo.

      Responder
  11. Esteban Felipe

    Yo no entiendo esos apegos. Yo no quiero “hijos venezolanos”, quiero ciudadanos del planeta. No quiero que mis hijos vean al cancer del nacionalismo como algo positivo. No quiero que piensen que ser “patriota” es bueno. Quiero que disfruten de la diversidad, que celebren las diferencias y que sientan que hogar es donde se sientan en paz y no un pedazo de tierra.

    Responder
    1. criandoando Post author

      Hola Esteban, es cierto que tiene mucho valor la riqueza cultural, entender y celebrar las diferencias y cultivar todo tipo de tolerancia y es cierto que vivir en diferentes culturas es una gran manera de cultivar esos valores; sin embargo, yo no puedo evitar querer y añorar mi país que tantos recuerdos bonitos me trae y en el que tanta gente especial vive, por eso se los quiero presentar a mis hijos para que lo incorporen en su coctel de vida y cultura. Un abrazo!

      Responder
  12. Mariana

    Saludos desde Calgary, Canadá. 3 años por estas tierras frías en todo sentido. 3 hijas por las que decidimos salir de Nuestro país. Igual por aquí, contra todo pronóstico y expectativas vivimos Venezuela todos los días. En esta casa se habla venezolano, se baila venezolano y no se come venezolano todos los días por falta de tiempo, porque ingredientes si hay. También se quiere a lo venezolano, y se regaña y forman líos a lo venezolano! Soy un perfecto ejemplo de lo que dicen las mamas venezolanas en cualquier Vine! Es difícil porque una vez que salimos, ni somos de allá ni somos de aquí, o del país que nos recibe. Añoramos un país que ya no existe, unos amigos que ya tampoco están allá, una familia que nos extraña pero que nos alienta a seguir adelante y nos dice menos mal que salieron. Hay momentos de duda, de si la decisión fue la correcta, y rápidamente llegamos a que si, no hay duda hicimos lo que teníamos que hacer. Sin embargo el vivir venezolano en casa, nos permite mantener esa conexión con lo que somos pero viendo siempre hacia adelante, aquí vamos hacia lo que queremos ser. Aquí abundan las opciones, a veces demasiadas lo que hace la escogencia difícil.. Pero es mejor mas, que menos.. Que se te abran las puertas, a que se te cierre una cada día. Bueno, esto era sobre Venezuela y como se cría un venezolano de bien en tierra lejana.. Y eso se hace con amor, calor, tenacidad a, responsabilidad, lealtad, ética, todos esos valores que llevo entre pecho y espalda que son nuestros!! Y que nuestros hijos ya los llevan!! Un abrazo bien venezolano a todos por aquí.

    Responder
    1. criandoando Post author

      Hola Mariana, me reí mucho con lo de los Vines! Me alegro que te gustara el texto y sobre todo saber que sientes así! Un abrazo!

      Responder
  13. Mary

    wow… sin palabras, has llegado a mi corazón y me das dado un gran ejemplo para criar a mi hija (Venezolana) nacida en VENEZUELA en el extranjero. Amo mi tierra y haré que ella la ame aun en la distancia

    Responder
  14. Isabel Eugenia Emperador

    Hola: Entiendo tu nostalgia y tristeza. Yo soy “VENEZOLANA”, Como dicen: Por los 4 costados. . jajajajaja,, vivo en Venezuela, y he tenido que darles mucho valor y animar a los jóvenes de mi familia, que han manifestado su descontento, por no tener las oportunidades de crecer, y ser hombres y mujeres de bien. Debo disimular el dolor que siento cuando tengo que fingir y motivarlos para que busquen un futuro mejor fuera de este país, al que amo con todas las fuerzas de mi Corazón. .
    Mi familia es muy tradicional y eso se lo debemos a mi padre fallecido, y mi madre que actualmente con sus 96 años, no deja de sentirse muy orgullosa de ser Venezolana, e inculcarnos las buenas costumbres, que para Ella no han pasado de moda. Es muy triste explicarle que la Venezuela que Ella vivió y disfrutó, ya no existe. Ella se niega a entenderlo.
    Te Felicito por la forma que estás educando a tus hijos. Creo en los Venezolanos que viven fuera del país, que por una razón u otra tuvieron que irse, Venezuela es un país especial, y su gente muy especial. En una oportunidad hable con una persona que tiene una empresa que hace traslados (mudanzas) fuera de Venezuela, le pregunté: . Qué se lleva la gente que se va fuera del país? Me respondió: No solamente los Venezolanos, los nacionalizados también.. Nunca olvidan la bandera, un cuadro con el paisaje del cerro el Âvila. Maracas, Cuatro, Arpa,, Hamacas y muchas cosas más, no les importa tener que pagar más por los traslados, pero no aceptan dejar nada que sea típico y les recuerde a Venezuela.
    Deseo de todo corazón que seas muy Feliz al lado de tu Esposo e hijos.. Espero que esta nube negra que está sobre Venezuela pase pronto , y puedas venir a visitar, abrazar y compartir con todos tus seres queridos.
    Muy bonitas las fotografías que publicaste, se aprecia que aun estando fuera, tus tradiciones no te las quita nadie, no olvidas al país que te viò nacer. Que Dios Bendiga y Proteja siempre a toda tu Familia, Un Fuerte Abrazo..

    Responder
    1. criandoando Post author

      Hola Isabel, gracias por tus palabras y por tu coraje! Yo tengo tanta familia en Venezuela que no quiero nunca perder las ganas de volver, de luchar, de estar presente.
      Te mando un fuerte abrazo.

      Responder
  15. Daniela

    Ya 8 años fuera de Venezuela y no hay un día que no suene a Venezuela por algo, noticias, recuerdos e intercambios con amigos, también tengo 4 hijos que seguirán siendo criados como Venezolanos estemos donde estemos, siempre dicen que son Venezolanos! Tres nacieron allá….el ultimo en Chile y ahora en Argentina…..pienso que con el tiempo todos nuestros hijos se encontrarán ojala en Venezuela con anecdotas similares en su infancia, adolescencia……y solo Dios sabe que idioma nuevo formarán…..lo que también seguramente les dirán a sus pares es que no se fueron porque quisieron sino que los llevaron……un abrazo a todos!

    Responder
    1. criandoando Post author

      Daniela, cuando me entra la nostalgia me gusta pensar que estamos criando ciudadanos del mundo que ademas de la riqueza de la tierra de sus padres, tendrán otras muchas riquezas acumuladas de otras culturas. Un abrazo!

      Responder
  16. Rob G.

    Muy lindo, pero para serte 100% sincero, no cambio la experiencia de haber tenido a mis chamos aqui en este pais, en comparacion con el desastre en el que esta hundida nuestra tierra natal. Por lo menos desde aqui, podemos controlar a lo que estan expuestos, escogemos lo lindo de Venezuela (la musica, la comida, el apechugamiento sentimental de la familia) y la porqueria que ha surgido en los ultimos an~os para redefinir ser “Venezolano” lo tiramos a un lado. Bendiciones a tu familia y a todos los Venezolanos que estamos “auto-exiliados”.

    Responder
    1. criandoando Post author

      Tienes razón que la tranquilidad no tiene precio y es esa la razón por la que más familias han buscado futuro fuera. Eso lo agradezco enormemente pero quiero que Venezuela sea para ellos mucho mas que simplemente el país donde nacieron sus padres! Un abrazo Rob, y gracias por tus palabras.

      Responder
  17. Scarlet

    Comparto parte de lo que dices, las añoranzas, el criar hijos venezolanos fuera de Venezuela, el dolor de criarlos lejos de tantos seres amados. Se que todos nuestros niños serán Venezolanos. Pero concuerdo un poco con lo que dicen otros arriba. A pesar de las ausencias, en nuestro hogar les inculcamos lo positivo de Venezuela: la música, la alegría, los bailes, algunos valores, no todos, resalto: no todo lo Venezolano. Porque muchos de los valores con los que crecimos alla han llevado al país que existe ahora, y eso es algo que nos cuesta asimilar a todos los venezolanos. Creo que el recuerdo nos hace idealizar las memorias. A veces, cuando compartimos con nuestra familia, mis hijos ven comportamientos en ellos que aquí no serían tolerados, son ilegales y hasta altamente peligrosos. Mi hija mayor hasta los cuestiona. Le decimos “asi es alla”. Por otra parte, es invalorable la oportunidad que les dimos de creer con cultura de primer mundo, conocer de otras culturas y enriquecerse de ellas. Poder transmitirle a los que quedan allá esa cultura de primer mundo y como es posible lograrla. En nuestra casa el lenguaje del amor es multilingüe. Se canta en español, se canta en ingles y se canta a veces tambien en frances. Se come arepas, mandocas y cachapas. También un buen curry hindú o un pasapalo koreano que nos haya brindado la vecina. Temprano en esta distancia entendí con una mezcla de dolor y alegría que mi melancolía no sería compartida por ellos, y que tampoco debo transmitirsela. Recordé a los hijos de europeos con los que crecí alrededor. Ellos eran tan italianos/portugueses/españoles como sus padres, pero también eran tan venezolanos como lo éramos el resto de sus amiguitos. Te deseo a ti y a muchos otros mucha fortaleza y amor para seguir criando hijos venezolanos lejos de Venezuela. Solo el que lo ha vivido sabe lo difícil que es este desprendimiento.

    Responder
    1. criandoando Post author

      Hola Scarlet, gracias por tu comentario, me gustó mucho porque estoy de acuerdo en la riqueza cultural que supone vivir en otro u otros países y en contacto con tantas culturas. Los idiomas, la comida, formas de vestir, tradiciones que mis hijos conozcan ademas de los nuestros son pura ganancia. Pero yo no puedo negar que quiero que también sientan venezuela, que no solo sea “mis papas nacieron y vivieron al” que tengan arraigo aunque también lo tengan a el país donde nacieron ellos o donde terminemos viviendo.
      Gracias por tus palabras! un abrazo fuerte!

      Responder
  18. Allison Dellan

    Hola Carlota como estas? Que emoción saber de ti después de tantos años… Aquellos hermosos años que disfrutamos en la UCV en nuestra Venezuela… Al igual que tu estoy criando a mi bebé fuera de nuestras fronteras, por eso este artículo me llegó a lo más profundo… Gracias por plasmar ese sentimiento que sólo el que ama a su país como los venezolanos amamos nuestra tierra puede comprender… Besos y muchos saludos!!!

    Responder
  19. Pingback: Lo mejor de 2015 - criando-ando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *