Monthly Archives: Marzo 2015

Para mantenernos cerca…

con lelito - criandoando.com1

Vivimos lejos de personas tan importantes, comenzando por los abuelos de los Pirulingos. Aunque somos afortunados que nos visiten y nos hagan pasar unos días mágicos de consentimientos que no paran. Los Pirulingos se malacostumbran, pero qué se le va a hacer, ya lo escribí hace tiempo, yo no me opongo porque tengo claro que su trabajo es consentir… es algo que aprendí muy bien de mi abuela que siempre fue la más consentidora!

Entonces vino Lelito a visitarnos, con Calala y Jacqueline. Lelito es mi papá, Jacqueline es su esposa y Calala mi hermanita.

Pasamos una semana de paseos, de cuentos, de comidas ricas. Fue perfecto porque coincidió con nuestro Spring Break y los días fueron aún más largos y especiales.

con lelito - criandoando.com4

 

LEER MÁS

comparte

Embarazo: maravillosa transformación

embarazo-criandoando.com

El día que me enteré que estaba embarazada, ambas veces, fue de los más felices de mi vida. La sola idea de saber que había vida dentro de mí no dejó ni dejará nunca de maravillarme, ahora lo escribo e incluso se me escapa un suspiro.

La ilusión fue mi primera compañera, podía pasar noches en vela imaginando la cara de mi bebé cuando lo tuviera en mis brazos… y si me quedaba dormida, igualmente aparecía en mis sueños.

Enseguida se instalaron las ansias: de saber, de leer, de conocer, de preguntar y detallar y así me descubrí devorando toda la información que encontraba a mi paso y que era nueva para mí.

Luego llegó la impaciencia, esa que hacía que las semanas pasaran lento, que me hacía querer adelantar el calendario para siempre darme cuenta que no se podía y conformarme con la dulce espera.

Después me encontré en el espejo con la transformación: mis caderas, mi barriga, mis pechos y algunas veces mi humor se vieron totalmente alterados por mi nuevo estado.

LEER MÁS

comparte

Educando Paladares: Canelones de ricotta y espinaca

canelones-ricota-espinaca-criandoando.com

Por: Claudia Graterol

Un plato simple pero compuesto

Hay comidas que nos permiten bombardear el paladar con texturas y sabores. Estas comidas son una gran oportunidad de dar a nuestros niños muchas cosas en un plato que para ellos se resume de manera simple.

Me gusta aprovechar comidas que le gustan mucho a mis hijos para cargarlas con sabores o ingredientes que me interesa que coman. De vez en cuando hacer algo simple un poco más complejo sin perder su sencillez es simplemente una batalla ganada.

Muchas veces tiendo a explicar mucho lo que sirvo en sus platos y hago exposiciones magistrales sobre nutrientes y crecimiento y las muchas razones por las que lo deben comer. Otras veces me agarran más cansada y explico poco y para mi sorpresa la poca explicación funciona: hay menos cuestionamiento y simplemente van en busca de su propia experiencia y su propio descubrimiento.

Moraleja: funciona mantener el tema simple y cotidiano… hay que comer y hay que comer de todo.

LEER MÁS

comparte

Criar hijos venezolanos

IMG_3264

Estoy sentada en mi cama y mis hijos a mi lado ven Televisión. Celular en mano me dispongo a revisar Twitter, Facebook, Instagram para enterarme de los últimos acontecimientos en Venezuela. Andres Ignacio, mi hijo mayor de 5 años, se asoma a la pantalla de mi móvil y ve una foto de la bandera que de sobra reconoce y en seguida me dice, “Venezuela! Mami, a mi me encanta Venezuela!”

Mis 2 hijos nacieron en Estados Unidos. Yo salí de mi país embarazada de 6 meses porque una oportunidad de trabajo de mi esposo nos cambió el rumbo, y con mi panza y todas mis hormonas, en el momento en el que menos quería alejarme de mis seres queridos, crecimos como familia lejos de nuestra tierra.

LEER MÁS

comparte

El Reto de la Cocina

reto-de-la-cocina-criandoando01Hace unos cuantos años, mi querida amiga Daniela y su esposo Andres nos invitaron a una cena en su casa… pero no una cena tradicional sino una constituida por un reto y una invitación a preparar algo y llevarlo para competir con los demás invitados.

El resultado fue una noche fabulosa, llena de comidas ricas con historias detrás que cada quien iba contando mientras todos probábamos los diferentes platos… y al final un concurso y una votación de el mejor plato de la noche con premio para los ganadores.

Nos gustó tanto la idea, lo pasamos tan bien y comimos tan rico (y además ganamos 2do lugar!); que Andres y yo lo hemos repetido en diferentes ocasiones.

LEER MÁS

comparte