Monthly Archives: Enero 2015

Dejar a papá ser papá

con papá | criandoando

Hoy se celebra el día del padre en el colegio de Eugenia. Hacen una celebración anticipada, porque en junio cuando se celebra el día del padre aquí en USA (al igual que en Venezuela), los alumnos están de vacaciones.

Hoy Andres va a llevar a Eugenia al colegio y va a desayunar con ella, y seguramente ella habrá preparado alguna sorpresa para él con la huella de sus manitas, o algún corazón que seguro presidirá por un tiempo el escritorio de Andres en su oficina, dándole una razón más para pensar en ella mientras trabaja. Y es que Eugenia lleva toda la semana soñando con el día de hoy, con presentar a su papá a sus amigos y compartir con él su salón y su rutina.

Por eso hoy rescato un texto que había escrito (y no había publicado aquí en el blog) sobre la paternidad, sobre los papás y sobre el que le tocó a mis Pirulingos que sin duda es uno muy especial.

LEER MÁS

comparte

Educando paladares

educando paladares | criandoando

¡Hoy estoy muy feliz de estrenar nueva sección en criandoando!

Es una sección muy especial, una que trata de la alimentación de nuestros hijos, de que aprendan a comer mejor y de cultivar el placer compartido de una rica comida todos sentados en la mesa conversando y disfrutando el momento. Más que tratarse de hacer que nuestros hijos coman más, se trata de educar sus paladares para que coman mejor. Es una sección de la que yo seré la principal usuaria y estoy segura me ayudará muchísimo a que mis hijos vayan educando su gusto por la comida!

Les presento EDUCANDO PALADARES, una sección que nos traerá 2 veces al mes mi querida Claudia Graterol!

A Claudia la conocí embarazada de su segunda hija, Andres Ignacio de 6 meses, gracias a mi mamá. Desde que mi mamá la conoció en su consulta algo le recordó a mi y sintió que “pegábamos” y que de conocernos haríamos click enseguida. Y no se equivocó y en unas vacaciones en Venezuela nos reunimos y desde entonces hemos desarrollado una muy linda amistad. Porque a pesar de vivir en ciudades diferentes y habernos visto muy poco, tenemos mucha afinidad y esta etapa de maternidad y crianza la vivimos con muchas cosas en común que nos encanta compartir.

Desde que conocí a Claudia veo con mucha aspiración la manera como se dedica a la cocina, a preparar comidas que introduzcan nuevos sabores a sus hijos y que ellos logren disfrutarlos. Y sus hijos comen de todo, y prueban y aprenden nuevos sabores siempre que su mamá se los presenta con mucho amor. Y de repente comenzamos a hablar de alimentación, comenzamos a compartir recetas, comencé a consultarle cosas y cuando hace unos años hablé en este blog de mi “operación vegetales” ella me llenó el inbox de ricas opciones y mucho ánimo para presentar nuevas alternativas a los Pirulingos.

Por eso la invité a que nos abra una ventana a su mundo, a su cocina y a sus estrategias para lograr la mejor alimentación de sus hijos. A que nos cuente recetas sencillas y presentaciones fáciles para que lo intentemos en nuestras casas y compartamos aquí cómo vamos enseñando y educando los paladares de nuestros pequeños!

Aquí los dejo con ella… Bienvenida!

LEER MÁS

comparte

Crianza y actitud

criandoando

Cada cierto tiempo una lección vuelve a mí. Ha sucedido ya varias veces y suele presentarse de la misma manera.

Amanece un día particularmente difícil y agotador, un día en el que todo pasa lento, en el que siempre vamos tarde, en el que abundan las quejas, el llanto y las pataletas. Un día en el que lo cotidiano es imposible y tareas como dar de comer a mis hijos o vestirlos se sienten esfuerzos titánicos. Son días en los que los Pirulingos contestan más de lo normal, arman dramas por todo y les cuesta compartir… días difíciles que se hacen eternos.

Pero sobre todo son días en los que mi paciencia suele agotarse antes de las 10 de la mañana, en los que alzar la voz resulta más fácil y casi nunca hay ganas de tumbarse en el piso a jugar.

Y entonces amanece el día siguiente y sólo con abrir los ojos el sol brilla más y los pirulingos se despiertan más fácil y se visten sin que los tenga que apurar y luego se comen su comida solos sin derramarla toda por el piso. Al día siguiente mis hijos se muestran más amables, más atentos, más obedientes. Son días en los que no hay tanto llanto y sí hay muchas risas y la paciencia alcanza hasta casi la hora de dormir e incluso hay tiempo de leer 2 cuentos con las voces y el histrionismo correspondiente.

Pero sobre todo son días en los que yo me desperté dispuesta, en los que no me siento apurada y preparo comidas favoritas para complacer a mis hijos.

LEER MÁS

comparte

12 consejos para una lactancia materna exitosa

Calendario LyM_Portada

En lo que se refiere a Lactancia Materna yo tuve mucha suerte! Llegué a la maternidad con mucha información y muchísima sensibilidad al tema… Llegué convencida, llegué con la mejor consultora de lactancia y además pediatra a mi lado: mi mamá!

Desde que soy pequeña mi mamá se dedicó a todo lo relacionado a la lactancia materna y escuchar del tema, ver videos de bebés llegando por instinto al pecho, ver madres amamantando e incluso escuchar las dificultades y complicaciones era parte de mi vida…

Mi mamá dice que por haber ella ayudado a tantas mujeres a amamantar a su hijos, Dios le regaló un lactancia perfecta con su única hija mujer: yo!

Y no sé si sería ese regalo divino para mi madre, pero efectivamente yo tuve 2 experiencias de lactancia maravillosas, sin complicaciones, prolongadas, seguras… No tuve dolor, no tuve complicaciones, no hubo mastitis… Me fue fácil amamantar, conseguir un buen agarre, no tuve depresión post parto, mis hijos ganaron el peso que debían…

Sin embargo sé que las complicaciones existen, sé que la lactancia a veces no se presenta fácil ni sencilla, sé que las dudas atacan, que nuestros pechos no son de cristal y es muy fácil cuestionarnos nuestra capacidad de producir suficiente leche… sé que hay cólicos, malestares, poca ganancia de peso que pediatras atribuyen a la lactancia, sé que a veces hay una sociedad que no apoya a una mujer que amamanta, sé que da pena amamantar en público, sobre todo sé que nuestros bebés demandan nuestro pecho sin cesar y sin tomar en cuenta nuestro cansancio o falta de sueño…

Sé lo afortunada que fui, sé que no siempre es así y sé que son muchos los factores que entran en juego…

Pero también sé que precisamente haber crecido en un entorno tan cercano al rescate de la lactancia materna me abrió un camino y me ayudó en formas insospechadas… Y por eso hoy quiero compartir 12 consejos para lograr una lactancia materna exitosa… desde mi experiencia con Andres Ignacio y Eugenia.

Y acompaño cada consejo de una foto espectacular del CALENDARIO LECHEYMIEL 2015. Fotos llenas de una sensibilidad propia del acto de amamantar y ese contacto piel a piel que es tan importante para el bebé y tan placentero para la mamá. 12 fotos magistralmente tomadas por mi queridísimo Marco Mancera. Un calendario diseñado por mi favorito, Victor Zambrano, mi hermano mayor que le da vida gráfica a todos los sueños de mi mamá y lo hace TAN bien. 12 fotos producto del esfuerzo y el gran sueño de mi mamá, Antonieta Hernandez, por hacer que cada día más madres amamanten!

LEER MÁS

comparte

criandoando en Baby Center en español

cuarto Pirulingos

Hoy traigo una noticia que me tiene de igual manera feliz y asustada, pero es susto del bueno, del que acompaña la emoción y la expectativa!

Hoy estreno una columna en el blog de Baby Center en español!!!

Hace más de un año publiqué algunas colaboraciones puntuales, y aquí en el blog expliqué por qué escribir para Baby Center me daba tanta ilusión y lo importante que fue y es este portal para tantas mujeres que se inician o transitan el camino de la maternidad.

Por eso hoy me emociona mucho contarles que tendré una columna todos los lunes para hablar de dos temas que me gustan, me entretienen, me hacen pasarme horas buscando ideas y opciones… dos temas que siempre me han gustado y sobre los que siempre he estado muy al día pero que luego de ser mamá adquirieron un nuevo matiz de cara a mis Pirulingos…

LEER MÁS

comparte