Alegre como la Primavera

La niña y el columpio

 

Llegaste en primavera, un día de cielo azul, sol brillante y brisa fresca. Llegaste llena de colores y olor a flores, tu boquita rojo carmín, tus cachetes rosados y tu olor a bebé, mejor que el perfume de todas las flores de nuestro jardín.

Llegaste inquieta y revoltosa como la lluvia que anticipa la llegada del sol. Y también nos trajiste la placidez de las tardes frescas al aire libre, sin frío ni calor, llenos de una brisa nueva que llena de vida los pulmones.

image

image

image

Contigo se acentuaron las risas, se hicieron rutina y comenzaron a retumbar haciendo eco entre tú y tu hermano. Gracias a ti se convirtieron en el fondo musical de esta vida alegre que nos regalas cada día y que ahora además llenas con las canciones que nos cantas sin parar.

Llegaste intensa, movida, inquieta. La sonrisa siempre fue tu mejor carta de presentación, siempre sabiendo como hacerte sentir, con un carácter que comenzó a dejarse ver desde muy pequeña y que se ha afianzado a medida que floreces cada primavera.

image

image

image

Y  la primavera se parece a ti no sólo en las flores y los colores, sino en el canto de la brisa, el baile de las hojas de los árboles, el aleteo de las mariposas y el zumbido de las abejas buscando polen para hacer miel… dulce como tú y tu amor por el chocolate!

Llegaste y llenaste un espacio que no sabíamos que existía y ahora ya no cabe dentro de nosotros repleto de tu presencia. Llegaste llena de vestidos, lazos, zapatillas y tules que te hacen ver más linda cada vez que haces twirl! Pero también llegaste resuelta, despeinada y con una determinación que nos reta y nos enseña cada día.

image

Tu presencia me inunda el alma y se apodera de lo más esencial de mi, y junto a tu hermano te convertiste en mi razón de ser, en mi motivo para reír e incluso a veces para llorar queriendo siempre que estés bien.

image

La vida contigo es más linda, más alegre, más divertida, más intensa y sin duda más feliz!

Gracias por hacer mi sueño realidad! Gracias por darme fuerzas para querer ser mejor mamá, esposa e hija para servirte de modelo. Gracias por tus infinitos cariños espontáneos que llenan tanto mi corazón que ya no es sólo mío desde que naciste y una gran parte de el te pertenece!

Feliz Cumpleaños mi Tinga Tinga!

Pd:

^^Eugenia de 2 años: yo tengo una tinga tinga

^^Historia del nacimiento de Eugenia

Sigue criando_ando en facebookinstagram o twitter

Publicado el 5 de mayo de 2014

comparte

Un comentario

  1. Pingback: Tinga Tinga Tales: el día que cumpliste 4 años - criando-ando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *