Monthly Archives: Enero 2014

Imágenes y Letras [3/52]

image

[3/52] la cama de mamá

Puli (mi mamá) nos mandó de regalo un cuento muy lindo llamado la cama de mamá, de Ediciones Ekaré. Es un cuento que habla de la magia que rodea la cama de nuestros padres en la que es siempre más divertido saltar, jugar, esconderse o simplemente acurrucarse bajo las sábanas.

Leímos el cuento y los Pirulingos salieron corriendo a mi cama….

A recrear las páginas en la que precisamente dos hermanos cuentan el sinfín de cosas en que se convierte la cama de mamá.

Y es que nuestra cama es también suya. Son muchas las veces que hemos dormido los 4 allí y aunque ellos duermen juntos en su cuarto, todavía se pasan en las madrugadas a terminar de dormir con nosotros… que nos nos importa, que incluso secretamente nos gusta!

Durante un buen rato Andres Ignacio y Eugenia saltaron, pelearon con almohadas, se escondieron bajo las sábanas, se hicieron los dormidos y jugaron sin parar…

… en la cama de mamá!

image

image

image

image

image

image

image

Imágenes y Letras es un proyecto fotográfico en el que me propuse capturar la relación de mis Pirulingos las 52 semanas del año!

Publicado el 31 de enero de 2014

comparte

Abuelos que viven lejos

Yo he visto la ternura en sus ojos, la mirada que desprende un corazón estrujado que recuerda vivamente los momentos en que estaba con su pequeño jugando, disfrutando, aprendiendo y ahora se le puso grande y un nuevo chiquitín revive todos esos sentimientos: pero con más ganas, con toda la dulzura, la complicidad y la necesidad de solo verlos reír… el impulso desenfrenado de complacer y consentir.

Son los abuelos, esas personas especiales que llenan la infancia de cuentos de antes, que nos enseñan de historia al narrarnos sus aventuras hace muchos años y nos confiesan con complicidad que nuestros padres también fueron tremendos como nosotros. 

Para ellos sus hijos siguen siendo sus “niños” y no se explican cómo ya son grandes y tienen “niños” propios; pero al mismo tiempo se les cae la baba al ver a sus hijas de mamá o a sus hijos de papá porque es como sentir que ese amor sólo se hereda y crea descendencia, pero nunca se acaba.

Yo tuve unos muy especiales, de esos que viven un poco lejos e ir a visitarlos es casi la ocasión más esperada del año, de esos que cocinaban cosas ricas que sólo se comía en su casa, de esos que nos contaban la vida de muchos años atrás, la historia que aprendíamos en el colegio vivida por ellos en luchas por la libertad, de esos que te hacen reír, que te dejan hacer lo que en tu casa es prohibido… total, ellos están para eso, su trabajo es consentir.

Y ahora mis Pirulingos no son menos afortunados, tienen unos abuelos de oro, que también viven lejos y que también hace que verlos sea particularmente especial. Estar con los abuelos tiene ahora un doble componente de dulzura, porque incluye esa de ver a nuestros padres ejercer todo ese amor con nuestros hijos. 

Son abuelos a los que la llegada de los nietos los han llenado de ganas de correr, de jugar, de pintar y cantar y esa energía renovada viene acompañada de la ilusión y la risa de los chiquitines. 

Son abuelos que viven lejos pero igual se mantienen muy cerca del corazón!

image

image

image

image

Publicado el 30 de enero de 2014

comparte

Manifiesto

image

Hace un poco más de 2 años, una noche desvelada en mis labores de mamá, decidí finalmente abrir un blog. Hacía tiempo que quería hacerlo pensando en crear un espacio que me permitiera escribir tantas emociones juntas que me había regalado la maternidad y además como medio para mantener al día a familia y amigos sobre nuestra vida en New York.

Esa noche nació criando-ando. El nombre surgió espontáneo mientras pensaba cómo se llamaría y antes de dormir sólo escribí una breve presentación llena de alivio de por fin haberme animado a comenzar.

Pero yo no sabía de blogs, yo no leía blogs, yo no tenía idea todo lo que existe detrás de un blog cuidado o incluso exitoso… Sin embargo escribir esa primera entrada cambió mi mundo y un universo entero se abrió cuando descubrí el mundo en el que me había metido y del que ahora formaba parte.

Comencé a buscar blogs, referencias, ejemplos, ideas… fui descubriendo tesoros llenos de inspiración, de textos maravillosos, de fotos espectaculares y finalmente de gente con las mismas inquietudes que yo.

Y fue así como comencé a escribir en el mío, y fui descubriendo mi voz, lo que quería hacer con mi espacio, con ese rincón en la web que es mío pero que nació precisamente para ser compartido con otros. Todo siempre sobre la marcha, ensayando y errando y volviendo a intentar…

2 años después he decidido sembrar un poco más en este espacio que tantas satisfacciones me ha dado, que se ha convertido en mi memoria en este tiempo tan bonito que estoy viviendo y del que quiero cosechar muchas cosas más.

Y para eso comencé un curso llamado hello!blogging dictado por las creadoras de hello!creatividad y autoras de los blogs con botas de agua y bebestilo.

Si tan solo hubiese hecho el curso antes de empezar! 

He aprendido muchas cosas y he reforzado otras que ya sabía, pero sobre todo he comenzado a pensar en forma y fondo de manera más estructurada. He puesto en palabras muchas ideas y ya yo sé que si las escribo están un paso más cerca de hacerse realidad.

El primer ejercicio del curso fue hacer el moodboard o panel de inspiración de nuestro blog… Yo más que eso decidí convertirlo en el manifiesto de criando-ando y hoy se los quiero presentar: 

image

criando-ando está inspirado en mis Pirulingos que hacen que piense, sienta y viva la maternidad con las ganas de hacerla memorable, de disfrutarla en las pequeñas cosas y ser mejor por y para ellos.

criando-ando es un espacio de encuentro, de reflexión y de ideas que giran en torno a esta época llena de niños, de crianza y de la felicidad de ver a nuestros hijos crecer.

image

En criando-ando nos gusta pasar tiempo jugando y descubriendo el mundo como niños. Nos gusta leer cuentos y repetir nuestros favoritos hasta aprenderlos de memoria.

En criando-ando nos gusta preparar fiestas bonitas, buscar ideas y hacerlas realidad con nuestros temas o personajes favoritos y volver a ser niños disfrutándolas al máximo.

image

También nos gusta inventar actividades, hacer manualidades sencillas que sean la excusa perfecta para pasar una tarde de lluvia…

Nos inspira la fotografía, la capacidad de perpetuar las sonrisas, las miradas y demás expresiones de los Pirulingos, su relación de hermanos y su forma de ver la vida. 

image

En este espacio me gusta escribir, contar lo que siento, lo que pienso, lo que aprendo… y a veces también desahogarme cuando llegan los momentos difíciles.

En criando-ando nos gusta explorar, salir… pasear, correr y saltar en diferentes sitios. Viajar a visitar nuestra familia o a descubrir nuevos lugares en los que crear memorias juntos…

image

Nos gusta jugar a los carros o a las tacitas de te, montar bicicleta, pararnos a oler las flores y cortar alguna para nuestra mesa…

criando-ando se alegra y se emociona cada vez que alguien se detiene en este espacio para comentar o compartir porque creemos firmemente en que la maternidad es una experiencia universal y tenemos mucho qué aprender entre nosotras las mamás.

image

criando-ando es un espacio de búsqueda constante: desde un parque nuevo a dónde ir, pasando por una tienda de zapatos lindos para calzar, hasta un libro especial qué leer juntos…

image

aquí estamos, así somos y así queremos ser…

Y estamos encantados de tenerte por aquí!

Feliz día!

Publicado el 22 de enero de 2013Manifiesto!

comparte

Imágenes y Letras [2/52]

image

Ayer escribí sobre el Tarantin de los Pirulingos y una tarde de juegos que nos salvó de la nostalgia y del cansancio de estos días.

Pero son estas fotos las que capturaron el momento más memorable de esa tarde.

[2/52] aplausos y abrazos

Mientras los Pirulingos dormían la siesta yo saqué el tarantín al jardín, bajé la comida de juguete y los títeres y preparé la escena… quería darles la sorpresa cuando se despertaran y así fue, bajamos y cuando vieron todo puesto tan acomodado en el jardín, emocionados comenzaron a jugar… entonces yo los acompañé haciendo de la señora que llegaba a comprar y ellos eran quienes atendían el puesto de “mercado”… hasta que se metieron tanto en el juego que yo simplemente me retiré, tomé la cámara y me dispuse a capturar el momento…

Cuando ya se habían vendido todo, dado vuelto, acomodado varias veces el puesto les dije que se sentaran frente al tarantín y les hice un show de títeres, comenzando con una mágica transformación del puesto de mercado a teatro!

Ellos estaban con los ojos muy abiertos viendo lo que pasaba y enseguida se les dibujaron unas sonrisas muy grandes de complicidad…

Comenzó la función y allí se quedaron escuchando toda la trama de princesas, caballeros, dragones, buenos, villanos, unicornios… y a medida que avanzaba la historia, Andres Ignacio y Eugenia se veían con ojos de fascinación, de un disfrute evidente de lo que estaba sucediendo…

Era el agradecimiento en sus miradas y era tanto lo que sentían que se miraban entre ellos y así espontáneamente se abrazaban como encantados de la mamá que yo había decidido ser en ese momento, como orgullosos de tenerme para su entretenimiento y deleite!

Fue tan lindo el momento que paré un instante la obra, y en un segundo me quité los títeres de las manos para tomarles estas fotos… y menos mal que lo hice!

Cuando terminó la obra los 2 aplaudieron efusivamente y con esa efusividad corrieron a darme besos y abrazos que fueron la mejor recompensa!

Después fue su turno y me enseñaron que las historias que crean sus cabecitas son mucho más divertidas que las que se me ocurren a mi…

Y cuando terminaron, yo también fui muy efusiva aplaudiendo, besando y abrazando!

image

image

image

image

Imágenes y Letras es un proyecto fotográfico en el que me propuse capturar la relación de mis Pirulingos las 52 semanas del año!

Publicado el 21 de enero de 2014

comparte

El Tarantín de los Pirulingos

image

Este “tarantín” entró a nuestra casa por el cumple de Andres Ignacio y luego de la fiesta se quedó en la sala y enseguida se convirtió en favorito de los Pirulingos que lo han convertido en mercado, librería, teatro de títeres, autolavado… 

Yo me confieso fan de los juegos de rol, los promuevo con Andres Ignacio y Eugenia, les doy ideas, jugamos juntos… A ellos les encanta y yo descubro que son una ventana a sus mentecitas inquietas; nunca dejo de asombrarme de las cosas que inventan, las ocurrencias espontáneas que además de entretenerme un montón, me sacan mil sonrisas y me permiten “conocerlos mejor”… Hay tanto de sus personalidades que sale a flote en estos juegos, que por eso me gustan tanto. 

La semana pasada Andres se fue de viaje de trabajo, y yo estaba cansada de todo lo que implica cuidar estos Pirulingos sin tener su ayuda tan reconfortante en las noches y mañanas; y estos Pirulingos estaban muy nostálgicos de su papá manifestando claramente que lo extrañaban… Para rematar el viernes Andres Ignacio no se sentía bien y se quejaba de dolor de oído, así que no fueron al colegio… Pasar el día en la casa fue perfecto para sacudirnos todos los malestares y entregarnos a jugar juntos con el Tarantín, en el jardín con un día soleado pero con una rica brisa fresca.  A mi se me quitó el cansancio, Andres Ignacio no se quejó más del dolor (porque los oídos se reservan estrictamente doler en las noches, no?) y aunque seguimos extrañando a Andres, pasamos un rato perfecto de risas, inventos, imaginación y juegos…. 

Parece mentira pero suele ser así, la terapia del juego es buena para ellos y para mi que los días en que estoy más cansada, o tengo más flojera; me decido a hacer más y siempre termino aliviada y con una energía nueva que me llega en forma de las sonrisas, las caritas felices y los ojos iluminados de mis Pirulingos! 

image

^^^ primero montamos un mercado

image

image

image

image

image

image

^^^ luego pasamos a un show de títeres.

image

image

image

image

image

Este tarantín es de Ikea, es perfecto porque es muy fácil de armar y muy barato, pero en Pinterest he visto mil ideas para hacer algo parecido con algunas cajas grandes… 

Se los recomiendo, es ideal para que los niños dejen volar su imaginación y nosotros los veamos en primera fila!

Publicado el 20 de enero de 2014

comparte