Monthly Archives: Diciembre 2013

¡Conociendo a Santa!

image

¡Los Pirulingos conocieron a Santa!

Me refiero como cuando uno conoce a alguien y tiene chance de presentarse, conversar sobre gustos e ideas, dar besos abrazos, pedir cosas y despedirse… Así fue el encuentro de mis chiquiticos con Santa.

La verdad era un Santa precioso, dulce, con una barba blanca impecable, lentes de presbicia y por supuesto su traje rojo a juego con la ropa de los Pirulingos.

Atrás quedaron los días de llantos y miedos ante la presencia del gordito de ropa roja y barba blanca… Y mejor no me extiendo en este punto porque termino diciendo que están muy grandes, que cuándo crecieron tan rápido, que quiero otro chiquitico y el disco comienza a rallarse!

image

Eugenia estaba muy entusiasmada con la idea, por un momento cuando lo vio de lejos comenzó a tener sus dudas, pero vencieron las ganas de decirle al oído con su voz bajita, aguda y dulce que quería una Sirenita para vencer ese miedo inicial y cuando me di cuenta estaba ya sentada en sus piernas cantándole “Santa Claus is coming to town”… 

Andres Ignacio tenía más experiencia en el asunto porque ya habíamos tenido encuentros exitosos el año pasado y tiene tan buena memoria que seguro recordaba que Santa es simpático y alegre…

image

A ambos les gustó tanto el encuentro que repetimos! Con la buena suerte que pidieron consistentemente lo mismo en ambas oportunidades ¡menos mal! porque me parecía que eso de ver a Santa repetidas veces podía resultar en listas duplicadas de regalos, pero no, sirenita + casa para sus muñecas y bicicleta + superhéroes parecen ser las peticiones definitivas.

image

image

image

Ahora con más razón seguimos escuchando y cantando sin parar: Santa Claus is coming to town! 

Hohoho!!! Feliz Navidad

Publicado el 12 de diciembre de 2013

comparte

Dedicación exclusiva

image

La dedicación exclusiva es, a mi parecer, un componente importantísimo de la maternidad.

No me refiero a no trabajar, tampoco estoy hablando de estar con nuestros hijos todo el día y no hacer nada más; me refiero a dedicarnos completamente, regalarles nuestra total atención cuando estamos haciendo algo importante juntos.

No siempre es posible, muchas veces precisamente tenemos cosas qué hacer mientras ellos juegan o ven tv, pero eso no nos puede hacer perder de vista que hay momentos en los que es importante dejar lo que estemos haciendo, desconectarnos de lo que estemos pensando y sentarnos en el piso con toda nuestra atención para ellos y así jugar al 100% nuestro que invariablemente implicará el 100% de ellos.

image

Para mí ha sido revelador cómo los mejores momentos de la maternidad y mis principales aciertos generalmente surgen de estos momentos en los que me dedico exclusivamente.

Sobre todo en este mundo digital que vivimos en el que siempre puede haber distracciones y nuestros teléfonos en la mano pueden alejarnos de concentrar nuestra atención en lo que hacemos con nuestros hijos. 

Resulta que cuando nos dedicamos exclusivamente a hacer juntos el rompecabezas, o a leer un cuento, o a jugar a que cocinamos o hacemos picnic; ellos perciben nuestra total atención y se entregan a la situación también totalmente. Son los ratos en que el juego termina siendo más divertido, más placentero y más constructivo. Si estamos atentos podemos incluso aprovechar situaciones en el juego o actividad para reforzar otras que queramos porque en esos momentos casi con total seguridad contamos con toda su disposición.

image

Yo me he dado cuenta que cuando intento engañar a mis hijos haciéndoles creer que les presto atención, pero verdaderamente la comparto con alguna otra tarea; ellos siempre se dan cuenta y muchas veces lo resienten y la manera en la que buscan que me dedique exclusivamente es generalmente llorando, peleando, pidiendo, etc.

Entonces lo que hago y me funciona muy bien es que cuando tengo algo importante qué hacer, precisamente tomo un tiempo para sentarme a jugar y a estar 100% con ellos en la actividad que decidamos y al terminar suelen estar tan complacidos que puedo pedirles un rato de “tele” o de jugar “entre ellos” y así yo terminar mis pendientes.  

Porque nuestros chiquitines casi siempre saben ser agradecidos, y nada agradecen más que nuestro tiempo, nuestra presencia y nuestra atención.

image

pd:

Otra reflexión sobre la imagen que tenemos como padres —-> aquí

Publicado el 11 de diciembre de 2013

comparte

It’s beginning to look a lot like Christmas

image

Ya se siente Navidad, se huele al abrir la puerta y sentir el aroma a Pino, se escucha en voces de Pirulingos cantando canciones que vuelven a la memoria o algunas nuevas que van aprendiendo, se ve la Navidad en las luces del arbolito que permanecen prendidas por petición de Eugenia apenas se despierta.

Esta casa está vestida de Navidad, de fiesta, de música, de cascanueces y velas en la corona de adviento, de espera al niño Jesus y ansias de nieve para hacer un “frosty de snowman!”

Siempre he disfrutado la Navidad, pero definitivamente a través de los ojos de mis Pirulingos esta época es particularmente especial!

LEER MÁS

comparte

Guía de supervivencia: invierno con niños

image

Hoy amaneció Houston a 0˚C y el pronóstico es de un fin de semana frío.

Hoy yo amanecí nostálgica de Nueva York. Pero no es el frío, el frío no lo extraño, nunca, ni un poquito, tampoco extraño la logística adicional que incorpora el frío a las rutinas ya complejas de salidas, entradas y paseos con 2 Pirulingos. Extraño la ciudad, es como una nostalgia de las luces, las ventas de pinos en las esquinas que traen olor a bosque, no sé, una nostalgia leve de las navidades que pasamos allá.

Me encontré repasando momentos en mi cabeza mientras le ponía a Andres Ignacio la chaqueta que usó los últimos 2 inviernos y que todavía le queda. Me trajo muchos recuerdos el gorro de Eugenia en forma de gato que era el único que se dejaba poner para cubrir su cabeza y orejas y que hoy de nuevo la emocionó…

Y como recordé muchas cosas de mis Navidades pasadas en inviernos fríos en NYC, pensé recopilar las cosas que aprendí de cómo sobrevivir el invierno con pequeñines, sea porque se vive en un lugar frío o porque se va de vacaciones… Cosas que me hubiese gustado saber cuando llegué desde Venezuela como buena niña tropical y me tocó enfrentar mi primer invierno con un recién nacido!

» A diferencia de la ropa de invierno de los adultos que puede ser ropa en la que se invierte en cosas de buena calidad para que duren muchos años, con los niños a veces da dolor (sobretodo si es solo por unas vacaciones) gastar mucho en cosas que no usarán tanto.

» Lo ideal es usar capas: comenzar con un body/onesie manga larga + camisa o franela + sweater + chaqueta/abrigo.

» Los sweaters de fleece o tela polar son ideales. No cuestan mucho y protegen bien. Los abrigos que mejor cubren son los de pluma/down que normalmente están forrados y traen capucha/gorro.

image

» Para la parte de abajo se puede conseguir ropa interior térmica o pantalones con forro de fleece que son más prácticos y protegen muy bien. Se consiguen en tiendas como Gap y Old Navy a buen precio. Cuando mis sobrinos nos visitaron se ponían bajo los pantalones unos leggins que hacían las veces de capa adicional en las piernas.

image

» Las medias son súper importantes, se puede poner doble media si el zapato lo permite. Para las niñas las medias completas tejidas “knit tights” son perfectas para reemplazar pantalón o poner debajo.

image

» Zapatos cerrados, preferiblemente botas.

» Lo más difícil es que uno no puede sentir que tanto frío/calor tienen nuestros hijos. Muchos pediatras recomiendan la regla de poner a bebés y niños una capa más de la que uno esté vistiendo. En nuestro caso, en una ciudad como NYC en la que los niños de transportan en el coche y uno camina y camina, lo ideal es ponerles además del abrigo/osito, una funda tipo sleeping bag que sirve de cobija, los protege del viento y les permite dormir plácidamente. (ver primera foto)

» Para los bebés se encuentran unos trajes completos que se ponen encima de la ropa que estén usando. Son tipo “osito”, pueden ser de una vez aptos para la nieve con telas resistentes al agua! Los hay de marcas de ropa de invierno como northface, pero también se consiguen en children’s place, old navy o gap a mejor precio.

image

» La piel se reseca mucho por lo que crema en el cuerpo de vez en cuando y protector para los labios ayuda mucho. Yo nunca usé protector solar pero si se va a estar mucho en la nieve, es recomendable.

image

» Gorros y guantes: son muy importantes pero se pierden con mucha facilidad. Los guantes se pueden coser con un pabilo largo a la parte más externa de la manga de la chaqueta para que siempre estén disponibles (los guantes con quita y pon de dedos son muy prácticos). Con el gorro hay que estar pendiente que cubra las orejas porque es un punto muy sensible.

image

» Algunas personas le ponen bufanda a los niños, yo nunca les puse porque las chaquetas tienen cuellos altos y un accesorio menos entre tantas cosas, se agradece!

» Los protectores plásticos de lluvia que venden para los coches son una opción buena y barata de darles un extra de protección contra viento y en general aislándolos del frío.

» Para las niñas, se pueden usar los vestidos manga corta o sin mangas con un cuello tortuga debajo y medias tejidas.

image

» Logística: me ayudaba mucho dejar todo dentro/encima del coche para no tener que estar buscando cada pieza por la casa. (metía todo dentro del sleeping bag que estaba atado al coche como cobija). Cuando Andres Ignacio aprendió a ponerse solo la chaqueta, fui feliz!

» Para que se pongan la chaqueta solitos: se les enseña “the flip” o “la vuelta”. Se pone la chaqueta en el piso frente al niño, a sus pies, boca arriba y con la parte de la cabeza o capucha tocando los pies del niño. El niño se agacha y mete las manos en las mangas, levanta los brazos y los pasa por encima de la cabeza y la chaqueta “cae” en su puesto. Luego los ayudamos a cerrar si aún no saben manipular cierres.

image

» Siempre me ayudó tener todo listo (pañalera, merienda, agua, etc) antes de ponerles todo para salir. Lo dejaba para lo último para que enseguida se sentaran en el coche y salir. sin dar tiempo que se acaloraran o comenzaran a quitar gorro o guantes.

image

» Es normal que los niños duerman más cuando están expuestos al frío. Nosotros decíamos que el frío los congelaba y hacía dormir, y es que ciertamente entran en un estado de ahorro de energía que los hace dormir más, siestas más largas, etc.

image

Finalmente, si el frío no es extremo, mi consejo es no tenerle miedo y salir, pasear y aprovechar al máximo las actividades que se puedan hacer! Nuestro hijos saben igual divertirse aunque baje la temperatura!

Publicado el 6 de diciembre de 2013

comparte

Thanksgiving 2013

image

image

Para la cena de Thanksgiving invitamos a Joa, Yul y Jenny, y entre nuestros agradecimientos incluimos el tener buenos amigos como ellos en Houston que han hecho la adaptación más fácil.

Parte de la comida la encargamos (como el pavo), parte la preparamos y otra parte le agregamos de la Navidad venezolana. Joa y Jenny prepararon ensalada de gallina y pan de jamón que se unió de manera muy armónica a la comida típica.

LEER MÁS

comparte