Tinga Tinga Tales: año y medio

Eugenia un año y medio

 

La Tinga Tinga tiene un año y medio!

Año y medio repartiendo encanto, simpatía y alegría por montones! Año y medio de una relación preciosa con su hermano que crece y crece… año y medio de gracias y aprendizajes y un carácter que se va formando y estamos encantados de ver cómo se desarrolla…

Esta edad nos encanta! Si, todas las edades tienen su encanto pero esta tiene uno que en esta casa disfrutamos muchísimo… así fue con Santiago como Tios, luego con Andres Ignacio y ahora con esta Tinga Tinga que vamos descubriendo y nos va haciendo la vida feliz con cada descubrimiento…

Y desde ayer que Eugenia cumplió los 18 meses no hago sino pensar que cuando Andres Ignacio tenía esa edad yo estaba a punto de tenerla a ella… que a esta edad Andres ignacio se convirtió en hermano mayor y la verdad podía ser mayor pero de grande no tenía ni un pelo… y a Eugenia el efecto comparativo la hace más chiquitinga ante mis ojos, es inevitable a pesar que cada día nos asombremos con lo que sabe, lo que aprende, lo que intenta, lo que va logrando hacer!

Y para no olvidarlo, aquí les cuento cómo es mi Tinga Tinga en estos días:

*Eugenia es alegre! esa palabra la define no solo por todo lo que se sonríe sino porque parece que viviera para buscar la manera de que uno la haga reir… te envuelve con sus miradas y caritas buscando fiesta para ella reirse, correr o bailar!

* Porque le encanta bailar, aunque a veces bailar signifique dar vueltas hasta marearse y a veces caerse desorientada… pero con ritmo y moviendo la colita!

*Y es que se cae mucho! inventa mucho y vive con un golpe, un chichón, un morado… yo era igual, será el estigma de las hermanitas que queremos hacer lo que hacen nuestros hermanos mayores y a veces fallamos en el intento….

*si se da un golpe o si se lo da Andres Ignacio se señala la cabeza y dice “shana shana” para que uno le cante “sana sana colita de rana” y créanme que funciona porque al terminar la canción cuando uno dice dice sanará…??? ella contesta emocionada “manana!!!”

*Repite y habla, repite y habla… lo que dice la tele, lo que dice su mami, lo que dice su hermanito… repite pero se recuerda y va incorporando palabras a un vocabulario que yo creo extenso para ese año y medio. A veces dice las cosas claramente y otras sólo Andres y yo la entendemos porque estamos en contexto, pero esta Tinga Tinga ya dice más de 100 palabras, da las gracias de la manera más dulce y espontáneamente, y responde con toda la intención del mundo a las preguntas que le hago con un “shi” o un “nou” que me derriten todas las veces!

*Dice “nou”, osea que habla inglés! jajajaja además del “hi” y “bye” que nunca falta al entrar al ascensor!

*Si alguien quiere entretener a Eugenia pierde su tiempo con un juguete, una escalera será siempre más afectiva en llamar su atención y mantenerla por laaargo rato!

*Pero si de juguetes se trata, una pelota “pota”, una espada “ssspada” o un carrito “tutai” serán su primera opción… De nuevo el síndrome de la hermanita menor de varón… Y en ese síndrome yo tengo un posgrado!

*Aunque tiene una muñeca que llama “bebééé” y un coche en el que la pasea y ayayai si ella esta jugando con su bebé y Andres Ignacio se la quita!

*Vive por su hermano! lo llama “asho, asho”, lo persigue, lo abraza, lo llama desde su cuna y es lo primero que dice al levantarse… pero también le hala el pelo si Andres Ignacio le quita un juguete con el que ella este muy entretenida… y luego pone un puchero más grande que ella cuando yo la regaño.

*Y cuando llora, suena igualito al llanto de la chilindrina! durísimo y como entrecortado!

*Tiene mucho pelo y mami se entretiene sin parar inventándole peinados a pesar de ella que odia que le hagan colitas… ella prefiere su pelo al natural, que significa a lo loco y despeinado y ella se lo echa para atras con mucho estilo! Pero mami ha perfeccionado una llave maestra que la inmoviliza y en 5 segundos termina con un lindo peinado que a su mami la hace feliz.

*Desde hace casi un mes avisa cuando se hace pupú! cada vez! se señala su “payai” y dice “susho” o “púpu”; y cuando ve a Ashio ir al baño quiere que uno también la siente a ella… así que quién sabe si nos aventuramos al potty training pronto…

*Canta happy birthday y todo dulce para ella se llama “torta”, por eso le quedó tan bien su disfraz de ponquecito…

*Es una niña de su papi, o “papo” como lo llama ella. Es una “encantadora de Papito” como la llama Andres… llora cuando se va, se emociona cuando llega, le hace ojitos, caritas y cariños y lo tiene por la vida llegando tarde y babeado por donde va!

*Aunque a mami con su “toty” (teticas) no le gana nadie cuando llega el momento de acurrucarnos para amamantarla…

*Se batuquea contra el piso y patalea cuando uno no hace lo que ella quiere o cuando no entendemos su intrincado lenguaje… pero también entiende perfectamente cuando la mando a llorar en su cuarto y no salir hasta que no haya terminado…

*Es una experta en esconder lo que sea hasta el punto que por aquí nos hemos vuelto expertos en inteligencia y artes detectivescas para encontrar las cosas que terminan metidas en zapatos, gavetas, esquinas, etc.

*Dice “oh oh!” cuando algo se cae y yo tengo que contener la risa cada vez para que no crea que es un chiste. Y se la pasa pegadita a mis piernas, entre escondida y simplemente compañerita inseparable de su mamá!

Eugenia, mi Tinga Tinga nada me hace más feliz que verte crecer y entender la personita en que te vas convirtiendo… hasta ahora me tienes encantada!

comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *