Eugenia después del año

Un año y un mes podría parecer una etapa sin mucho de particular… Pero en este mes luego de cumplir un año, Eugenia ha cambiado tanto que se ganó esta entrada sobre sus 13 meses!

Ya es una caminadora profesional! Logra alcanzar unas velocidades de “casi corriendo” en un caminar con bamboleo incluido de “todavía estoy aprendiendo a balancearme y mantener el equilibrio”… Pero ya camina todo el tiempo!

Se la pasa todo el día hablando su idioma, ese que no compartimos pero igual entendemos… Nuevas sílabas, nuevas letras, total experimentación pre-lingüística! Dice todo el tiempo “ahí esta” para jugar, para señalar, para pedir, para agradecer… También imita sonidos y ha dicho “gracias” “y “por favor” después de escuchar a Andres Ignacio repetirlo incansablemente.

Es la reina del chichón! Se da golpes todo el día y consecuentemente se tira al piso a llorar… Ella cree que puede ir a la par de su hermano y en sus intentos de llegar a los mismos lugares, la dura realidad de no poder se revela en forma de caída, golpe y chichón respectivo!

Además, cuando le quitas algo que tiene o no le das algo que quiere, se batuquea para que no quede la menor duda que esta en desacuerdo con tu decisión… Algunas veces en el batuqueo su cabeza se encuentra con algun material duro que activa el ciclo golpe/llanto/piso.

Se hace entender: hablando, señalando, llorando, gritando, batiendo las manos o emulando nuevos sonidos. Toda una coordinación vocal-corporal hace que quede claro la intención y los deseos de la Tinga Tinga.

Su parte favorita el cuerpo es su lengua! trololea sin parar y se mete las manos a la boca queriendo agarrarla sin que se le escurra entre los dedos!

Vive por prender una luz, de la casa o especialmente del ascensor, si me pudiese responder seguro me diria que es su actividad favorita… se le nota!

Come más, y con más gusto… estira las manos y mueve los dedos en señal de “dame de eso” y persigue el plato de Andres Ignacio a ver qué agarra y se mete a la boca antes que él la logre parar o acusar conmigo!  

Después de pasar unas semanas durmiendo muy mal, al mejor estilo de despertarse varias veces en la noche (luego de dormir toda la noche, que se despierten varias veces es como un golpe en el ego y en el honor!) tiene días durmiendo de nuevo corrido… crucemos los dedos porque nunca se sabe…

Payasea, baila, canta y se menea con su hermano… se persiguen y se pelean, se quitan juguetes, se abrazan y se caen, lloran y se rien… cada día interactúan más y de manera más compleja… y cada interacción no hace sino derretir mi corazoncito!

Pero lo mejor de todo es que Eugenia mantiene la risa infinita y constante… y los ojitos dulces a veces incluso cuando reclama que no la deje jugar con mis lentes… 

Porque los lentes de mami son de sus juguetes favoritos… 

Publicado el 7 de junio de 2012

comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *