Monthly Archives: Enero 2012

Potty Training Weekend

Este fin de semana, a pesar del rico clima que había afuera (este ha sido un invierno muy benévolo en compensación al horrible invierno del año pasado!), nos tocó encerrona en la casa para consolidar a Andres Ignacio como un niño grande, hermano mayor y campeón que no usa pañales! (Todos los adjetivos que usamos con él motivándolo en este nuevo -gran- paso).

Estuvimos las 48 horas en la casa, pero lejos de estar aburridos, durante todo el fin de semana hubo diversas actividades que todos disfrutamos mucho!

Hubo Andres Ignacio corriendo por toda la casa sin pantalones, en interiorcitos de diferentes colores y personajes.

Hubo un picnic de celebración porque ya el sábado -casi- todas las veces Andres Ignacio avisaba para ir a su pocetica.

Hubo comida china para complacer al homenajeado que le encanta el arroz.

Hubo familia viendo televisión. Hubo fútbol y películas infantiles.

Hubo sábanas mojadas y la mañana siguiente hubo sábanas limpias y la celebración correspondiente.

Hubo cuentos, muchos cuentos, cada uno contado muchas veces.

Hubo un show de títeres de la caperucita roja y el lobo feroz!

Hubo premios, canciones y muchas celebraciones.

Hubo pelea de espadas.

Hubo gateo de Eugenia por toda la casa.

Claro que también hubo que lavar ropa, cocinar, y -finalmente- quitar la decoración de navidad…

Pero sobre todo hubo una familia muy feliz de volver a estar reunida, sin hacer nada especial, solamente disfrutando estar juntos otra vez!

* En otra entrada les cuento la metodología utilizada para lograr el entrenamiento!

Publicado el 30 de enero de 2012

comparte

Un cuento de Navidad en Nueva York

La Navidad es mi época favorita del año. Tiene un encanto a reunión familiar, llegada del niño Jesús, comida rica y regalos que me conquista año tras año.

Decorar de Navidad es vestir la casa con ese aire de fiesta y celebración, de ocasión especial que recuerda que hay motivos para estar alegre… Y Nueva York es una ciudad que en Navidad se convierte en la máxima expresión del encanto de esa época.

Me encanta pensar que Nueva York es el patio de atrás de la Navidad: todo sucede aquí pero al mismo tiempo resulta solo un instante en la vida de todos los turistas que acuden a ella a admirarla.  Caminar por la ciudad decorada es como estar en el país de los gigantes por la magnitud de los adornos regados por doquier. Me encanta pensar que detrás de cada adorno hay una historia, que cada uno representa algo en ese jardín enorme de Navidad y festividad que es la ciudad:

Las Vitrinas: donde cada maniquí vive al máximo la magia y la alegría de la navidad, observado y admirado por los turistas y la multitud que desfila ante su presencia.

Los Cascanueces: un ejército de soldados de las nueces y demás manjares que se comen en cada mesa en la nochebuena.

Las Bolas y Luces: como si del árbol del país de los gigantes se cayeron algunos adornos de navidad y pararon en estas calles y avenidas.

Radio City Music Hall: que es el Templo de las Rockettes, embajadoras del tradicional musical navideño.

El majestuoso árbol de Rockefeller Plaza y sus guardianes anunciando a todo el mundo que llegó la Navidad.

La Catedral de Saint Patrick: que no necesita adornos, porque simplemente allí esta el niño Jesús.

Los Angeles de Rockefeller Plaza: la versión moderna de un “Gloria a Dios en el cielo, y el la Tierra Paz a los hombres”.

Tienda Cartier: un diamante gigante envuelto en regalo.

Son sólo pensamientos que vienen a mi mente al yo también admirar y disfrutar esta linda ciudad adornada de Navidad!

Sé que es tarde, pero los días fueron muy ocupados y no quería dejar de compartir esto… así que tarde pero seguro… FELIZ NAVIDAD!

Publicado el 28 de enero de 2012

comparte

Volando con los Pirulingos

El domingo terminaron nuestras vacaciones en Caracas: Andres Ignacio, Eugenia y yo nos escapamos del frío a estar con la familia aprovechando que Andres tenía 2 semanas intensas de postgrado.

Eso significa que viajamos en la modalidad “un adulto con 2 bebés”, dos bebés porque Andres Ignacio puede que sea grande para muchas cosas pero a la hora de viajar sigue entrando en la categoría bebé, menos bebé que Eugenia, pero bebé al fin.

Este es mi tercer trayecto de viaje sola con mis Pirulingos en el último mes y medio, por eso me siento con suficiente experiencia para compartir los aspectos más resaltantes de esta modalidad de viaje: 

** El equipo de viaje consiste en un adulto llevando: 2 bebés, un coche, un cargador tipo canguro, una cámara, una cartera y una pañalera. Ambas, cartera y pañalera, suficientemente pesadas debido a todos los implementos, utensilios y juguetes necesarios para afrontar las 5 horas de vuelo + las esperas en el aeropuerto.  

** En las mejores situaciones iba yo caminando con Andres Ignacio a mi lado (o 10 metros más adelante corriendo y regresando varias veces) empujando el coche en el que Eugenia iba tranquila. En situaciones intermedias llevaba a Eugenia en el canguro y a Andres Ignacio en el coche. En situaciones extremas tocó llevar a Eugenia en el canguro, cargar a Andres Ignacio con un brazo y con el otro levantar y doblar el coche para pasar por el chequeo de seguridad (gracias Baby Jogger por el coche City Mini tan liviano y TAN fácil de cerrar!).

** Para los que se están preguntando si los niños también se deben quitar los zapatos para pasar por los chequeos de seguridad (los, en plural, porque volamos con American Airlines y es la única linea que hace un segundo chequeo antes de abordar el avión!); la respuesta oficial es no, pero la respuesta final es SI porque a mi niño de 2 años le pareció un exitazo eso de ver a todo el mundo quitándose los zapatos y quiso unirse eufóricamente a la movida, y créanme que en esos momentos era más sencillo quitar y poner zapatos y que mantuviera el buen humor, a dejárselos y arriesgar que lo perdiera!

** No existe aquello de “un momentico” voy al baño o “voy rapidito” a comprar un agua, dar dos pasos o mil igual significa agarrar todos los peroles, montarme a Eugenia, meter a Andres Ignacio en el coche, agarrar la cartera… etc, etc… 

** Cuando uno viaja en esta modalidad es imposible no percibir la mirada de la gente. Una mirada de “esta pana si esta loca” o a veces ” wow! que le habrá pasado para TENER que hacer esto”… Y si llega a haber algún intercambio verbal con alguien, el común denominador será la frase “tu si eres valiente!”.

** El ser humano puede igual engañarse de diferentes maneras, como por ejemplo yo comprando 2 revistas en el primer kiosco disponible… Para leerlas cuándo? Cómo?

** A toda costa se debe evitar que los niños duerman en la espera en el aeropuerto, sólo así se podrá garantizar momentos de siesta en el avión: no siempre lo logré, hubo veces que el sueño pudo más que mis juegos y canciones… Pero no tengo cómo agradecer a Samuel, el niño de 5 años que logró que Andres Ignacio no se durmiera justo antes de abordar el avión y por lo que luego durmió 3 de las 5 horas de vuelo! 

** Según mi experiencia al menos 3 pañales deberán ser cambiados durante el trayecto de 5 horas… algunos pude hacerlos en el cambiador del baño, otros me tocó hacerlos rápidamente sobre mis piernas. 

** Son productos indispensables: juguetes favoritos, DVD portátil (cargado!) y películas favoritas, vaso anti derrame, merienda, cuentos infantiles, papel y colores… Y mucha flexibilidad para poder alcanzar y sortear todos estos elementos en el limitado espacio que ofrecen los asientos de avión.

** Que tu bebé le pele el diente con una sonrisota a todo el que le pase por al lado y se gane a todo el personal del vuelo como para que la quieran cargar por turnos acumulando al menos 30 min… no tiene precio.

** Que el último vuelo no viniera lleno y tuviéramos la fila de 3 puestos para nosotros y que en un momento coincidiéramos en una siesta los 3 por casi 45 minutos, tampoco tiene precio.

** Premisa para el viaje de ida: espera lo peor y te sorprenderás con cualquier acontecimiento favorable!

** Premisa para el viaje de regreso: visualiza los felices momentos vividos en las recién acabadas vacaciones y respira hondo… mañana será otro día!

Finalmente no puedo negar que los Pirulingos se portaron como unos príncipes y que la pasamos muy bien! 

Ahora estamos felices de estar de nuevo en nuestra casita, con Andres que nos hizo mucha falta y nos recibió con flores y mucha alegría de vernos!!!

Publicado el 24 de enero de 2012

comparte

Calendario Pirulingos 2012!

Si este año que apenas comienza resulta tan lindo como mi Calendario 2012, será un año muy prometedor!

Enero

Febrero

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Septiembre

Octubre

Noviembre

Diciembre

Quedó tan lindo que le siguieron varias versiones adaptadas para cada uno de los abuelos de estos Pirulingos que ya están expertos posando para la cámara siempre a la mano de su mamita! 

Ya el Calendario tiene un sitial de honor en la pared de nuestro cuarto… 

Publicado el 24 de enero de 2012

comparte

Eugenia y Mamama

Eugenia y Mamama

Tinga Tinga Tales: Eugenia y Mamama

Mamama es sencillamente una de mis personas favoritas en la vida!

Es mi abuela, mi tocaya (me llamo Carlota por ella) y mi madrina… ademas yo soy su segunda persona: encargada de procesar y retransimitir a la familia sus ideas, proyectos, coplas, canciones y demás escritos.

Uno puede sentarse horas a escucharla echar cuentos porque son miles y buenísimos todos… Ha tenido muchas aventuras desde chiquita en Píritu (Edo Falcon, Venezuela) y a pesar de sus 86 años las recuerda todas como si hubiesen sucedido ayer.

Tiene el pelo blanco pero se lo pinta de un morado que le queda tan lindo y la distingue y caracteriza.

Su compañía la disfruto mucho y estos días en Caracas han estado llenos de sus cuentos y de las risas que siempre los acompañan…

Y de ella jugando y disfrutando a Eugenia…

Peleándose por cargarla, dándole comida, cantándole y jugando con ella… Y Eugenia tambien lo disfruta porque no hace más que corresponderle con sus lindas sonrisas.

Será que si yo soy su ¨segunda persona¨, Eugenia es su ¨tercera persona¨?

Hoy doy gracias a Dios por estar disfrutando de mi abuelita y por ver a mi hijita hacerlo también.

comparte